Edificios de impacto Cero: Sustentabilidad un nuevo paradigma global

27/06/2017
27 Compartido 505 Visto

La actual sinergia que se manifiesta al combinar la conciencia ecológica en la sociedad, la evolución e interrelación de los sistemas tecnológicos y la especialización de los profesionales del sector inmobiliario, ha permitido la creación de edificios amigables con el medio ambiente, como una potente solución ante los efectos de los gases de efecto invernadero y el cambio climático.

Con los factores antes mencionados y ante la constante generación de oportunidades al fungir como mesa de diálogo y plataforma para compartir experiencias, el Consejo Mundial de Edificación Sustentable (World Green Building Council o WorldGBC) ha propuesto una iniciativa global para que la totalidad de los inmuebles de nueva construcción cumplan con los requerimientos de edificio “cero neto emisiones” para el año 2030, para posteriormente apostar por la amplia transformación de todos los espacios ya construidos en “cero neto emisiones” hacia el 2050.

Por definición, un ‘edificio cero enegía’ es una construcción que logra un consumo neto de cero energía, mediante un diseño arquitectónico de máxima eficiencia energética, equipamiento y sistemas de alto desempeño y generación de energía renovable in situ. Para lograr este nivel de eficiencia, se debe potenciar al máximo el nivel de compromiso ambiental desde tempranas fases de los proyectos, aunado a la formación del usuario sobre adecuados hábitos y patrones de consumo energético. Las estimaciones actuales señalan que existen alrededor de 500 edificios comerciales calificados como ‘cero energía’, y varios miles de tipología residencial que cumplen con estas características alrededor en el mundo. En México, se ha hecho público el registro del primer edificio de la región latinoamericana que aspira obtener la exigente y prestigiosa Certificación Net Zero Energy, otorgada por el International Living Future Institute.

Para el cumplimiento de la ambiciosa meta establecida por el WorldGBC, los gobiernos locales, las empresas y las organizaciones de la sociedad civil son protagonistas, que deben estar conscientes de su rol para emprender acciones y fomentar la interconexión.

Si bien y en buena parte la situación actual es resultado de una disparidad de objetivos, la solución será el resultado de los esfuerzos encaminados hacia una misma causa.

Gobiernos locales

Para el cumplimiento de la meta propuesta, los gobiernos nacionales deben desarrollar regulaciones y marcos de referencia basados en el mercado local, para que todos los edificios nuevos sean ‘cero carbono neto’ a partir de 2030 o antes; al igual que todos los edificios ya construidos cumplan con los requisitos ‘cero neto de carbono’ para el año 2050.

Asimismo, es de vital importancia el acceso a mecanismos financieros, programas de capacitación técnica para profesionistas y de educación del usuario final, pues servirán como un refuerzo de las referidas regulaciones.

Capital privado

La participación del capital privado juega un rol protagónico debido a que, además de los beneficios monetarios y mercadológicos que recibirán sus activos, se reflejará en ellos la efectividad de las normas y la relación del sector privado con el público. No obstante, el desarrollo de edificaciones eficientes no culmina la responsabilidad de los propietarios: además recae en ellos el compromiso de continuar la implementación de políticas y prácticas de operación que aseguren que los activos sigan operando a ‘cero carbono neto’ durante su vida útil.

Organizaciones no gubernamentales

La Organizaciones No Gubernamentales (ONG) cumplirán un papel de intermediario entre los involucrados, creando y promoviendo programas de certificación de construcción de ‘cero carbono neto’. Lo anterior, en consonancia con las legislaciones y mejores prácticas locales, para que las empresas líderes adopten voluntariamente estos programas de vanguardia y demuestren estar preparadas ante altas exigencias de carácter medioambiental.

Más allá aún, las ONGs deberán trabajar de la mano con los gobiernos para desplegar programas de incentivos y sistemas para el rápido desarrollo de los edificios neto cero carbono, así como educar y capacitar a las empresas y al público en general sobre los beneficios y factibilidad para edificar con impactos ‘cero neto’.

El WorldGBC, a través de los Green Building Councils de cada país y sus empresas filiales, se han comprometido fuertemente con cumplir las metas 2030 y 2050. El plan inicial de esta asociación internacional prospecta, para finales del 2018, el registro de al menos 50 edificios ’cero neto de carbono’ y el entrenamiento de mil profesionales especialistas en el diseño, construcción y operación de estos recintos. Posteriormente, se contempla la certificación de los primeros 30 edificios ‘cero neto’ para el 2019 y un aumento a 100 proyectos para el 2020, a nivel mundial. De igual manera, la cantidad de profesionales se multiplica de manera exponencial hasta alcanzar el número de 10 mil en los próximos 3 años.

A pesar de que la iniciativa de ‘cero neto’ supone una meta retadora, los esfuerzos por una eficiencia energética en los edificios y el ahorro de recursos en éstos es una práctica que ya está bien posicionada en algunos países y se extiende o toma fuerza en otros:

  • En Australia, los sistemas de certificación de edificios sustentables y el aumento de la conciencia global son prácticas comúnmente desarrolladas desde los últimos 15 años. Mediante herramientas de calificación como ‘Green Star’ se ha proporcionado un lenguaje común para las empresas inmobiliarias y de la construcción, homologando sus mejores prácticas.
  • En Canadá, la industria de la edificación sustentable generó en 2014, más de 23.5 mil millones de dólares en el PIB y casi 300 mil empleos directos, representando más que las industrias silvícola, de hidrocarburos y minería combinadas.
  • En Estados Unidos, el sistema de Liderazgo en Energía y Diseño Ambiental (LEED, por sus siglas en inglés) ha crecido exponencialmente desde su introducción en el país en el año 2000.

Según un informe creado por el Consejo de Edificación Sustentable de los Estados Unidos (USGBC), se proyecta que la construcción verde generará 303 mil 400 millones de dólares en PIB y casi 4 millones de empleos en el periodo 2015-2018.

La urgencia con la que las soluciones deben emerger e integrarse al panorama actual de expansión de mancha urbana a nivel mundial es prioritario. De acuerdo con la Agencia Internacional de la Energía (IEA, por sus siglas en inglés), la superficie actual ocupada por edificios a nivel mundial es de 223 mil millones de metros cuadrados y que esta cifra aumenta aproximadamente 5 mil 500 millones de metros cuadrados al año. Al igual que las construcciones nuevas, los inmuebles existentes representan un reto que debe recibir atención pronta.

De acuerdo con la Alianza Global para los Edificios y la Construcción (Global Alliance for Buildings and Construction), la renovación de espacios existentes es del 1% o menor, en promedio a nivel mundial. Para cumplir con la totalidad de espacios con valor ‘cero neto’ de carbono para el 2050, esta tasa de renovaciones debe aumentar a 3% comenzando en el 2017.

La tarea hacia el 2030 y el 2050 para construcciones ‘carbono cero neto’ quizás sea la más retadora que el sector de la edificación enfrente hoy día. Si bien los tres principales protagonistas implicados (gobierno, capital privado y ONGs) deben buscar la sinergia que facilite el cumplimiento de un entorno construido ‘cero neto’, merece reflexión para cada individuo el cómo apoyar esta iniciativa desde su rol, ya sea propietario, inversionista, funcionario de gobierno, trabajador o como ciudadano. Con empuje equitativo y alineado hacia una misma meta, cada vez será más común el aumento anual de los más de 5 millones de metros cuadrados de edificios sustentables, que combaten el cambio climático desde el día uno de su operación.

Bioconstrucción y Energía Alternativa (BEA), empresa consultora pionera y líder en Edificación Sustentable y Certificación LEED® en México, se compromete y aporta a los principales programas globales de sustentabilidad del sector inmobiliario. BEA cuenta con los primeros profesionales acreditados de la región por el USGBC, International Living Future Institute, y WELL Building Institute, entre otros.

 

 

POR CÉSAR ULISES TREVIÑO TREVIÑO,

MSc LEED Fellow / Director General / utrevino@bioconstruccion.com.mx

ENRIQUE BETANCOURT / Publicidad y Marketing / ebetancourt@bioconstruccion.com.mx

Artículos que talvez te resulten interesantes

Abierto Mexicano de Diseño: propuestas para la reconstrucción
3 compartido251 visto
3 compartido251 visto

Abierto Mexicano de Diseño: propuestas para la reconstrucción

Liz Areli Cervantes López - 20/10/2017

Desde el miércoles 18 hasta el domingo 22 de octubre se realiza la quinta edición del Abierto Mexicano de Diseño,…

Latinoamérica presente en los American Architecture Prize 2017
2 compartido131 visto
2 compartido131 visto

Latinoamérica presente en los American Architecture Prize 2017

Monica Herrera - 20/10/2017

El American Architecture Prize (AAP) es uno de los premios más completos e importantes a nivel mundial que reconoce la…

Technology Colliers 360. Management of real estate portfolios 
108 visto
108 visto

Technology Colliers 360. Management of real estate portfolios 

Liz Areli Cervantes López - 20/10/2017

Technology continues to disrupt business and transform the way real estate services are delivered – from business process automation and…

8 y 9 de nov en el Camino Real de Polanco, CDMX
close-link