Ante la depreciación del peso ante el dólar, no solo ocurre en México porque también otras monedas en el mundo han tenido esos problemas. Ante este suceso, Carlos Serrano Herrera, Economista en jefe de BBVA Bancomer mencionó que lo sucedido con el tipo de cambio es producto de una volatilidad global y no está revelando un tema idiosincrático en la economía en México pero hay algunos riesgos, en particular estos días que “tendrán nerviosos a los mercados como  el tema de la posible separación de Gran Bretaña de la Unión Europea –esto se definirá la siguiente semana- por lo que para los mercados financieros y en cuanto al tipo de cambio, cuando hay estos escenarios de mayor aversión al riesgo los inversionistas se vuelcan sobre activos que se consideran de menor riesgo y en este caso, son los bonos del tesoro de Estados Unidos y eso hace que el dólar se aprecie en comparación con las monedas del mundo”.
Dependiendo de los resultados en las votaciones de Estados Unidos en BBVA Bancomer estiman un cierre del año con un precio del dólar de entre 17.90 o 18 pesos.  Adelantaron que durante los siguientes meses habrá periodos de volatilidad internacional producto de los acontecimientos internacionales que se resolverán próximamente; por ejemplo, la siguiente semana se darán las votaciones para determinar la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea , por lo que habría un desajuste financiero importante, así como la caída del comercio.
En el caso específico de México, al ser uno de los mayores socios comerciales de Estados Unidos, la posible llegada de Donald Trump a la presidencia de dicho país preocupa por las declaraciones de política proteccionista. Sin embargo, la economía mexicana ha resistido dos eventos fuertes como la caída en los precios del petróleo y la desaceleración del sector manufacturero en Estados Unidos.
La baja en el crecimiento no es exclusivo de México, ya que, aunque en BBVA Bancomer Carlos Serrano declaró que frente al entorno internacional y la fortaleza del mercado interno modifican el pronóstico de crecimiento para este año de 2.2 a 2.6 por ciento. En contraste, el crecimiento ha sido bajo, frágil y más vulnerable a los riesgos en el mundo ya que para 2016 se estima 3.2% y para 2017 de 3.4%, Latinoamérica no registrará un crecimiento este año pero para el siguiente podría llegar a 1.7%, España en 2016 y 2017 se mantendrá en 2.7%, la Eurozona para 2016 tendrá un porcentaje de 1.6 y para el siguiente año de 1.9, en el caso de Estados Unidos de 2.5% en 2016 pasará a 2.4% en 2017.
Durante el evento de presentación “Situación México” BBVA Bancomer, segundo trimestre de 2016 donde Carlos Serrano, agregó que ante la posible fuga de capitales en comparación con otros países emergentes en México no es muy probable debido a que tenemos tasas e inflación relativamente bajas , así como mejores fundamentales económicos.