Aún con la incertidumbre de las negociaciones del Tratado de Libre Comercio y el
comportamiento de la administración Trump, Grupo Financiero BBVA Bancomer,
en la presentación de resultados del segundo trimestre de 2017, precisó que no ha
cambiado en absoluto el flujo de inversión en el mercado ya que se enfocan a
visualizar escenarios a largo plazo que solo se verían modificados por un cambio
de administración o en decisiones macroeconómicas globales.
En este contexto, el otorgamiento de créditos se relaciona con las perspectivas de
crecimiento de la economía y el comportamiento de los clientes, lo que la convierte
en una decisión diferente a la de inversión. Eduardo Osuna Osuna, presidente de
BBVA Bancomer, comentó que el flujo de inversión está centrado principalmente
en la infraestructura física: más sucursales, mil 841 en funcionamiento, cajeros
automáticos, 11 mil 583, y terminales en puntos de venta, 254 mil 433, lo que
permite soportar el cambio en la transaccionalidad del país originada por el
constante crecimiento demográfico.
En términos de financiamiento a la vivienda, el crédito otorgado para este fin
registró un crecimiento en la cartera total de 7.4 % traducido en un incremento de
13 mil millones de pesos de manera interanual con respecto a 2016-2017. Con
esto se mantiene el liderazgo en la participación de mercado de Bancomer con un
26.4% de cuota de saldos en el cierre del mes de mayo de 2017.
Al cierre de junio de 2017, se alcanzó una utilidad neta de 23 mil 188 millones de
pesos, lo que equivale a un crecimiento anual de 16.6% comparando con la del
año anterior. De igual manera la cartera de crédito creció en un 8% equivalente a
78 mil 567 millones de pesos.
Así también, la inversión hacia nuevas tecnologías ha logrado un impulso al uso
de canales digitales para la obtención de créditos de consumo logrando que uno
de cada tres créditos haya sido otorgado por medio de dichos canales. De esta
forma se potencia a la marca dentro de una demanda de consumo cada vez más
grande, así como la buena percepción de productos y servicios por parte de los
clientes.
Por Gabriela Espinosa González