La actividad inmobiliaria, en cualquier país y en cualquier línea del tiempo, va marcando una huella económica, de desarrollo urbano y comercial con el poder de determinar el futuro de varias generaciones.

El poder del sector inmobiliario, sin duda, puede cambiar el rumbo de países o regiones económicas, pero ¿quién tiene el poder de cambiar al sector inmobiliario, y cuáles son los hábitos, tendencias y comportamiento de este nuevo rostro del sector?… Los millennials.

Para iniciar vale la pena definir que los millennials son aquella generación nacida entre 1981 y 1995, jóvenes que hoy en día tienen entre 20 y 35 años, que se hicieron adultos con el cambio de milenio. De ellos sabemos algunos rasgos principales: son nativos digitales –utilizan múltiples canales y dispositivos digitales–, su vida gira en torno a su teléfono móvil y a las aplicaciones que almacenan, son adictos a las redes sociales, su nivel de exigencia y criticidad a nivel consumidor es más sofisticada, les gusta la personalización al estilo Big Data y exigen nuevos valores.

Ahora analicemos las nuevas tendencias que ya están sucediendo en temas de FinTech, Tecnología 4.0, Big Data, la nube, transformación digital y aterricemos estos conceptos millennial enfocados al sector inmobiliario industrial:

INQUILINO MILLENNIAL: Cerca del 30% del espacio de oficinas clase A de las empresas privadas en México se encuentra actualmente ocupado por empleados y ejecutivos millennials, cifra que se estima crezca a una tasa bruta anual de entre 6% y 7%, llegando a niveles cercanos al 75% hacia finales de 2025.

Pensando en los inquilinos de naves o parques industriales y oficinas corporativas de clase A, que es el expertise de Fibra Mty, estos buscarán sobre todo transparencia y buenas prácticas; un inmueble con excelente mantenimiento y operación preventiva mediante el uso de la tecnología, y la adopción de prácticas sustentables.

La conectividad, sistemas inteligentes de operación, energía eólica o solar, agua tratada y áreas verdes que coexistan en equilibrio con el concreto y el acero, deberán ser un must. Finalmente la flexibilidad en la distribución de los espacios, o layout, se convierte en un aspecto indispensable para el millennial, particularmente en lo que a espacios de oficinas se refiere.

INVERSIONISTA MILLENNIAL: La predictibilidad, junto con una estructura transparente en la estructura de inversión, serán factores importantes para los nuevos inversionistas. Los Fideicomisos en Bienes Raíces tienen una gran ventaja en este sentido y ofrecen mayor seguridad y confianza, principalmente aquellos vehículos de inversión con una estratégica diversificación en su portafolio de propiedades.

JAVIER LLACA

Por Javier Llaca, Director de operaciones y adquisiciones de Fibra Mty.

Este es un fragmento del artículo EL PODER DE
LOS MILLENNIALS EN EL SECTOR INMOBILIARIO
INDUSTRIAL, 
de la edición 109 http://inmobiliare.com/inmobiliare-109/