París, Francia es sede de innumerables e icónicas representaciones del arte arquitectónica de diversas épocas que muestran, a través de sus diseños periodos como el clasicismo, el rococó o el gótico que han dado lugar a estilos ampliamente difundidos a nivel internacional.

El patrimonio arquitectónico de este país europeo, se ha convertido en el segundo más grande del mundo, después de Italia, gracias a obras como La Torre Eiffel, El Palacio de Versalles, El Arco del Triunfo, El Panteón de París, Museo de Louvre y la Catedral de Notre Dame, entre muchos monumentos más.

Esta última, una de las máximas representantes del estilo Gótico, recientemente sufrió graves daños en su estructura debido a un incendio que se inició la tarde del 15 de abril del presente año en el tejado del edificio. Lo que suscitó que la aguja central (conocida entre los franceses como La Flèche) se derrumbara junto con el ático y parte del techo.

Interior de la Catedral

De acuerdo con bomberos que trabajaron en sofocar el siniestro, el incendio pudo haber sido provocado por las obras de renovación que se estaban realizando a la catedral, las cuales se iniciaron después de una apelación de emergencia en 2018 cuando se consideró que necesitaba mantenimiento y restauración.

El incidente dio a paso a opiniones de expertos como el arquitecto Andrew Crompton, y los restauradores Andrés Seoane, Alfonso y Pablo Muñoz Ruiz, quienes señalaron que existían diversas maneras de apagar el fuego sin dañar otros materiales.

El gobierno francés anunció la reconstrucción de la catedral a través de una campaña con el objetivo de recaudar fondos y acelerar los trabajos; sin embargo el debate actual es si se reconstruirá con base en el diseño original o con uno adaptado a nuestra era. Asimismo, el primer ministro Edouard Philippe, dio a conocer que se realizará un concurso internacional de arquitectos para recibir propuestas de proyectos.

Fachada Occiental

Lo que ha causado múltiples opiniones a lo largo del mundo, debido que existe quien defiende el valor histórico y la conservación del diseño; y por otra parte se encuentran los que proponen una catedral moderna, tal es el caso del arquitecto Jean Michel Wilmote, quien imagina el templo con techos de titanio o cobre. Mientras que otros prefieren una cúpula de vidrio, al estilo Reichstag de Berlín, cuyo autor, Norman Foster, ha declarado que la reconstrucción representa “una oportunidad extraordinaria”.

Entre los diseños propuestos por firmas de diversos países se encuentran proyectos de toda índole, por ejemplo, con vidrieras por todo el techo hasta la torre; diseños de ingeniería ecológica y energías renovables; estructuras de cristal con luz para convertirlo en ‘un faro de esperanza’; hasta la idea de una piscina pública en el techo, custodiada por las 12 estatuas de los apóstoles. Opiniones de algunos puristas que buscan mantener el diseño original, señalan que ninguna propuesta nueva conservará la esencia ni el valor histórico de la catedral.

Izquierda: Centro: Derecha:
rosetón del transepto norte. rosetón fachada occidental. rosetón del transepto sur

Valor que se remonta a más de 800 años, tiempo en el que fue edificada; expertos en el tema señalan que al finalizar su construcción se convirtió una de las catedrales más grandes del mundo, además de ser un modelo para muchos edificios en toda Europa en la Edad Media.

Dedicada a la virgen María, es sede de la arquidiócesis de París, ubicada en la Isla de la Cité, justo en el medio del Río Sena. En sus ocho siglos de historia, la catedral ha sido reformada en varias ocasiones, siendo la más importante la de mediados del siglo XIX. A lo largo de estos años se sustituyeron los arbotantes, se insertó el rosetón sur, se reformaron las capillas y se añadieron estatuas.

Propuesta del estudio Vincent Callebaut Architectures

Según estudios estructurales de la época, el estilo gótico deseaba alejarse de los gruesos muros que eran comunes entre las construcciones previas; en lugar de ellos, hace uso de arcos para componer el tejado de crucerías que soporta las bóvedas. La presión de las nervaduras sobre los costados hizo necesario añadir una serie de ménsulas, que agregan apoyo y completan la visión de un edificio rico en elementos; este nuevo sistema permitió que el muro perdiera su función de soporte, para dar paso a las enormes aberturas de vidriería que decorarían la catedral.

Propuesta de Studio Fuksas

Entre los principales atractivos se encontraban los rosetones de la fachada principal, los vitrales y el órgano monumental de su interior. Además de la planta, marcada por la formación en cruz «incrustada» en el edificio, lo que daba como resultado la formación de cuatro naves laterales.

Propuesta de la firma de arquitectura sueca Ulf Mejergren Architects (UMA)

De acuerdo con la Universidad de la Sorbona, la Catedral de Notre Dame forma parte de la segunda generación de catedrales góticas, después de la basílica de Saint-Denis o la abadía de Saint-Germain-des-Prés.

Por Mónica Herrera

Este es un artículo de la edición 114
http://inmobiliare.com/inmobiliare-114/