Energía solar: gran potencial en México

12/07/2017
56 Compartido 1233 Visto

Según cifras de CFE, el sector industrial es el que más requiere suministro de energía eléctrica, representando más de la mitad del consumo -57.14%-, mientras los clientes domésticos representan el 26.8%, el sector comercio el 6.92%, y servicios el 3.89%.

Para 2018, las empresas tendrán que producir o conseguir 5% de la energía de su consumo a través de fuentes renovables

Para el año 2018, 25% del consumo energético total deberá provenir de fuentes de energía limpia, según indica el mandato de la Ley de Transición Energética. Según el Reporte de Energías Limpias, hasta el primer semestre de 2016, éstas representan el 19.68% del total de generación.

La intención de esta transición energética, además de la apertura de un mercado poco aprovechado, también responde a la necesidad de encontrar formas para desarrollar la economía de una manera sostenible con relación al medio ambiente. A lo largo del mundo, empresas de todos los giros han adoptado políticas que les permiten tener una relación más amigable y responsable frente al cambio climático y el entorno humano; en México, aunque la tendencia va hacia tal punto, aún nos encontramos lejos.

Dentro del ranking anual de las 100 empresas más sustentables del mundo, elaborado por Corporate Knights, se enlistan aquéllas con las mejores políticas ambientales y de trato humano: 20 pertenecen al sector tecnología y software, 9 al farmacéutico y químico, 7 al ramo energético, 15 a bancos, 19 a retail y venta de productos, 4 al sector inmobiliario, 17 a servicios y 9 a la industria manufacturera.

En la lista no hay representación mexicana, sin embargo se han observado las acciones de algunas empresas en el país; por ejemplo, HSBC firmó durante 2016 un acuerdo de suministro de energía por 10 años, con Enel Green Power, indicando que la energía obtenida provendría de plantas fotovoltaicas. Dicho convenio le permitirá reducir la emisión de 23,000 toneladas de CO2 al año. De los países donde tiene presencia HSBC, México se convirtió en el tercero donde las operaciones del banco se hacen con energías limpias. Por su parte, Grupo Modelo, durante los primeros meses de 2017 anunció la adquisición de un contrato de suministro de energía eólica a largo plazo con Iberdrola, lo que le permitirá reducir 225,000 toneladas de CO2 anuales. La adopción de fuentes energéticas alternas y renovables no sólo es benéfica para mitigar el impacto ambiental de las emisiones de CO2 al ambiente, sino también una serie de certezas, ventajas competitivas y económicas para aquéllos que las adoptan.

Energías renovables como fuente de ahorro La Ley de Transición Energética publicada en diciembre de 2015, indica que todos los usuarios deben contribuir con el cumplimiento de los objetivos de transición: “Los integrantes de la Industria Eléctrica en general, así como los usuarios calificados participantes del mercado eléctrico mayorista -sean de carácter público o particular- y los titulares de los Contratos de Interconexión Legados estarán obligados a contribuir al cumplimiento de las metas de energías limpias en los términos establecidos en la legislación aplicable”.

En cuanto a energía eléctrica, según cifras de CFE, el sector industrial es el que más requiere suministro, representando más de la mitad del consumo (57.14%); los clientes domésticos representan el 26.8% de las ventas directas, el sector comercio representa el 6.92%, y servicios el 3.89%. Pensando en el gasto que representa para una empresa el pago de energía eléctrica, han resultado algunas nuevas opciones como la instalación de plantas fotovoltaicas para consumo en sitio.

Andrea Bernardi, Country Manager de Enerray México, especialistas en asesoría y desarrollo de soluciones de proveeduría de energía renovable personalizadas a las necesidades de cada cliente, habló en exclusiva para Inmobiliare sobre las ventajas de adoptar estas fuentes de abastecimiento: “La primera ventaja, dependiendo del cliente, es responder a las obligaciones que a nivel de ley tiene México para 2018, y que indican que las empresas tendrán que producir o conseguir 5% de la energía de su consumo, a través de fuentes renovables”.

Económicamente hablando, esta iniciativa genera también una reducción en el gasto. “Tener una generación propia en sitio permite tener un costo certero de la energía, no depender del incremento del precio del petróleo o el tipo de cambio, y tener un costo fijo a lo largo de la generación de la planta. Otra ventaja que tenemos en México es la parte del beneficio fiscal, porque las fuentes de energía renovable permiten recuperar parte de la inversión, deduciendo la energía usada el primer año, a los impuestos sobre la renta. Éste es un impacto positivo al primer año de inversión, pues se recupera aproximadamente el 30% de lo que se invierte, más el ahorro en la generación; estamos hablando de un 40% en lo sucesivo, así que las inversiones se recuperan en 4 o 5 años, y si la planta tiene una vida útil de 25 años en promedio, entonces son 20 años de pura ganancia. Esto permite tener un garantía de generación de energía con impacto cero, y ser más flexibles con el producto que van a vender, maquilar o transformar”, comentó el especialista.

El suministro energético por fuentes solares es sumamente viable en México, por la capacidad de ir radiación en todo el país, de acuerdo con el directivo de Enerray. “México es el tercer país en nivel de calidad de energía en el mundo; por definición tiene un potencial muy relevante, por lo tanto las empresas tienen oportunidad de aprovechar el recurso y complementar el suministro de energía. La energía solar es un medio de producción de energía más responsable y confiable, que permite agregar competitividad a la empresa”.

Dan López, Country Manager de Trina Solar en México y Latinoamérica, comentó en entrevista para Inmobiliare: “Recientemente se actualizó la regulación para generación distribuida; México ya tiene todo, o sea el marco regulatorio perfecto para que esto se detone. Antiguamente sólo se tenía la opción del metering y ahora, a escala residencial o comercial, uno puede optar por eso o vender su energía, ya sea que la consuma en sitio o no”.

Cualquier espacio / cualquier industria

Esta tecnología cuenta con la ventaja de ser modular, lo que permite su instalación en espacios que normalmente no son productivos, como techos, paredes, estacionamientos o bodegas. El directivo de Trina, Dan López, ejemplificó que “si tienes una bodega o techo, lo puedes usar y vender la energía, que no sea nada más un terreno muerto, sino un terreno que sirva para tener una entrada más de negocio”.

De acuerdo con Andrea Bernardi de Enerray, los requisitos básicos para la instalación de este tipo de proyectos son tener consumo mínimo de energía entre 300 mil y 500 mil pesos mensuales, y un área disponible de dos mil metros. “También se pueden instalar sistemas sobre cubiertas, por ejemplo, se pueden aprovechar los techos de los centros comerciales disponibles; se pueden hacer sobre el piso, instalaciones ganaderas, rellenos sanitarios, plantas de concreto… toda superficie se puede considerar”. Asimismo, agregó que la instalación se realiza en seis meses en promedio, sin necesidad de detener producción.

Entre las empresas que se podrían beneficiar están “los sectores con alto volumen de consumo energético y aquéllos a quienes les afecta directamente el costo de la energía de generación; desde la empresa de plástico, papeleras, cartoneras, acereras y cementeras. En plazas comerciales también, donde se puede sumar el consumo de todos los inquilinos y repartirlo entre todos (bodegas o tiendas), ya que en lo individual , tal vez no justifiquen consumos elevados. Para el caso de los edificios corporativos también es viable, aunque éstos pueden tener alto consumo y poca azotea disponible, sin embargo se podría mitigar o recibir energía de una parte de generación en sitio y otra parte de generación remota, a través de una planta más grande. Tanto los desarrollos residenciales como industriales podrían abastecer el alumbrado, bombeo de agua o generación en los mismos domicilios o a nivel de colonia/fraccionamiento”, detalló el experto de Enerray.

Hasta ahora, la empresa ha realizado instalaciones para plantas de Ferrari, Max Mara, Twin-Set, Auchan, y en México para Maccaferri y Cinépolis en La Paz. Los esquemas de interconexión permitidos por la Comisión Reguladora de Energía son diversos; Andrea Bernardi explicó que “mientras el consumo esté por debajo de los 500 kw, hay diferentes opciones de interconexión; por ejemplo, como banco de energía, midiendo la provisión neta entregada con un medidor, que registra la energía extraída y aquélla enviada a la red, permitiendo que al final del mes se haga un balance para determinar si CFE paga la diferencia al usuario que la genera o viceversa.

Otro esquema es la venta directa. A través del precio marginal local, se determina el costo de la subestación y cuánto de la generación se puede ceder directamente a la red. Esto es para aquellos casos de bodegas o almacenes, por ejemplo; o sea, áreas con mucho espacio, pero no necesariamente mucho consumo. Otra forma es a través de una generación remota, es decir, proveniente de un lugar que no esté dentro de la propiedad del usuario; esta modalidad se hará siempre a través de un esquema del MEM -Mercado Eléctrico Mayorista- del usuario calificado y generador calificado, a través del cual podrá generar en una parte de la República y distribuir en otra por medio del suministrador y entregarlo al usuario”.

De acuerdo con el directivo, esto se ha visto poco impulsado en la industria inmobiliaria por desconocimiento, pero considera que es necesario verlo como ventaja para sus proyectos, ya que esto le permitiría a los desarrolladores agregar valor a sus inmuebles, además de que hay financiamiento disponible para aquéllos cuyos proyectos otorguen soluciones sustentables agregadas.

Emiliano Detta, experto en energía sustentable del Banco Alemán de Desarrollo –KFW- mencionó que: “tenemos aproximadamente una cartera de mil millones de dólares en proyectos no solamente de vivienda sustentable, sino también de campos fotovoltaicos, plantas eólicas, sector verde y sistemas de biodiversidad. Somos un banco verde y financiamos este tipo de proyectos”. De acuerdo con el especialista de KFW, hay mucha oportunidad de crecimiento en el sector vivienda; “de hecho, en este segmento estamos incrementando muchísimo el financiamiento. Se acaban de aprobar 200 millones de euros para este segmento, a ejecutar entre 2017 y 2018, para que los desarrolladores incorporen tecnología verde en sus viviendas”.

Por Liz Areli Cervantes

liz.cervantes@inmobiliare.com

 

Artículos que talvez te resulten interesantes

Mixcoac, de las colonias más buscadas para compra o renta de inmuebles después del 19s
39 visto
39 visto

Mixcoac, de las colonias más buscadas para compra o renta de inmuebles después del 19s

Monica Herrera - 18/10/2017

La Roma, Condesa, Juárez y Centro en la delegación Cuauhtémoc, se convirtieron a lo largo de los años en lugares…

Expertos buscan soluciones para la reconstrucción de la CDMX
10 compartido186 visto
10 compartido186 visto

Expertos buscan soluciones para la reconstrucción de la CDMX

Liz Areli Cervantes López - 17/10/2017

Participan en este proceso las principales instituciones educativas de nivel superior de la ciudad La reconstrucción de la Ciudad de…

LafargeHolcim Awards premia proyectos en América Latina por propuestas en manejo de agua
2 compartido211 visto
2 compartido211 visto

LafargeHolcim Awards premia proyectos en América Latina por propuestas en manejo de agua

Monica Herrera - 17/10/2017

Actualmente uno de los problemas más importantes a nivel global la falta o el acceso a agua potable. Se trata de…

8 y 9 de nov en el Camino Real de Polanco, CDMX
close-link