Este 3 julio entra en vigor el programa del Infonavit de montos máximos para derechohabientes que ganan hasta 2.8 Unidades de Medida y Actualización, UMAs (unos 8,600 pesos al mes), con lo cual se espera un repunte en la colocación de créditos durante la segunda mitad del año.

De acuerdo con información del organismo de vivienda, el Instituto tiene una demanda potencial en el país de 3 millones 416,431 derechohabientes, quienes están en el rango salarial entre uno y 2.8 salarios mínimos que podrían solicitar su crédito.


Si una persona gana 1.1 UMAs, equivalente a 2,568 pesos, el Infonavit antes le prestaba 231,000 pesos, pero ahora podrá acceder a un crédito de hasta 269,000 pesos, lo cual sumado a un monto en subcuenta de vivienda alcanzaría hasta 299,547 pesos. 

En tanto, una persona con un ingreso de 2.6 UMAs, que es de 6,421 pesos mensuales, antes alcanzaba un crédito de 369,900 pesos y ahora llega hasta 382,000 pesos y con su cuenta de vivienda podría superar los 400,000 pesos.

Carlos Martínez Velázquez, Director General del Infonavit, comentó que se trata de una actualización que era necesaria, porque había un rezago en los propios montos de crédito que venían ajustados por un subsidio.

El programa también permitirá a los desarrolladores de vivienda tener claridad y dar salida a muchas de las casas que habían construido con base en un subsidio.

Del total de la cartera de crédito tradicional del Instituto, entre 40 y 45% corresponde a acreditados que ganan hasta 2.8 UMAs, lo cual se espera muestre un mayor avance. El Infonavit hará el lanzamiento oficial del programa de montos máximos de créditos para estos derechohabientes con un timbrazo en el piso electrónico de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).