Planear la compra de una casa es una de las decisiones financieras más difíciles de tomar, principalmente por el compromiso a largo plazo que significa; lo que se suma a la incertidumbre existente en materia económica y política del país.

Sin embargo,  expertos consultados por el portal inmobiliario Propiedades.com, señalan que este tipo de activos representan altos rendimientos con un bajo nivel de riesgo por lo que el 2020 sería un buen año para invertir en una vivienda.

“Hay muy buenas plazas que siguen operando de manera regular, con vistas a obtener crecimiento y que siguen teniendo dinamismo como Mérida, Guanajuato, Querétaro y algunas zonas de Puebla”, comenta Eric O´Farrill, socio director de Coldwell Banker Urbana.

En el caso de la Ciudad de México prevén un incremento en los costos para el próximo año, debido a que actualmente los precios se han ajustado a la baja resultado de la sobreoferta de producto existente. Asimismo, el directivo apuntó que  tanto instituciones financieras como desarrolladores están ofreciendo facilidades para impulsar el sector y activar el mercado.

 “Es un momento de compradores, se pueden elegir excelentes propiedades con muy buenas características, ya sea para vivir o como inversión para obtener rendimientos. Además se espera un incremento en la absorción de unidades a partir del año que entra, ya que irá normalizándose el mercado inmobiliario”, concluyó.