economia-mexicoA raíz de la promulgación de la Ley Federal de Zonas Económicas Especiales -ZEE-, el mandatario mexicano, Enrique Peña Nieto, estableció que debe haber un seguimiento anual por parte del Congreso de la Unión en las tres zonas –Puerto Lázaro Cárdenas, en Michoacán y Guerrero; la del corredor del Istmo de Tehuantepec, que incluirá los polos de Coatzacoalcos, Veracruz, y Salina Cruz, Oaxaca; la de Puerto Chiapas, en Chiapas; y la del corredor petrolero en los estados de Tabasco y Campeche-; además, tendrá el congreso la capacidad de sugerir dónde se puede impulsar el desarrollo de estas zonas.
Por otro lado, el Secretario de Hacienda y Crédito Público -SHCP-, Luis Videgaray, indicó en su columna del 2 de junio en la La Jornada que entre los años 1980 y 2014 la zona del Bajío creció 51%, mientras la región sur de la república tan solo el 9 por ciento. De igual manera, el norte del país redució su índice pobreza hasta en 13 puntos porcentuales, es decir, tres de cada diez personas viven en esta condición; el sur tiene siete de cada diez ciudadanos en esta condición.
Asimismo, indicó el funcionario que se deben seguir tres pasos para potencias a las Zonas Económicas Especiales:

  • Desarrollo bajo un enfoque integral, equilibrado, incluyente y sustentable. Se debe proveer de infraestructura económica, social y urbana para hacerlas atractivas a las empresas inversionistas.
  • El esfuerzo conjunto de lo público con lo privado para atraer y mantener la inversión de capital privado.
  • Una visión a largo plazo de entre cinco y diez años, donde el gobierno federal, mediante la institución, consolide el sector.

Tras la promulgación de esta ley, Enrique Peña resaltó ocho puntos que deben realizar las siguientes dependencias: SHCP, CONEVAL, Auditoría Superior de la Federación -ASF-, entre otras, donde destacan las siguientes:

  • El nuevo órgano desconcentrado de la SHCP deberá trabajar para que se emitan los decretos de creación de las Primeras Zonas Económicas Especiales a más tardar de este año.
  • Instruyó a la SHCP para que el esquema de incentivos fiscales y facilidades de cada zona sea de alto impacto y sustancialmente atractivo respecto a otras zonas del mundo, con el objetivo de detonar inversiones.
  • Las dependencias responsables de la construcción y mantenimiento de infraestructura, que se acelere el inventario de obras prioritarias que requieren las zonas, así como sus respectivos mecanismos de financiamiento -hacer uso del Fondo Nacional de Infraestructura- y esquemas de asociación público-privadas o inversión exclusivamente privada.
  • El mismo organismo -SHCP- deberá también, antes de que concluya el primer semestre del año entrante, llevar a cabo los procesos de selección de administradores integrales de cada zona bajo estrictos criterios de transparencia y rendición de cuentas.

Luis Videgaray señaló  que “no es solamente un aspecto específico, la existencia de incentivos o la existencia de infraestructura, tiene que ser la integralidad del concepto. La integralidad la podemos componer de tres pilares fundamentales: los incentivos, la infraestructura y la comunidad”, esto en referencia al éxito que marca a una ZEE.
Finalmente, la ley dota al Ejecutivo Federal de establecer incentivos en materia fiscal, facilidades al comercio exterior y facilidades de trámites.