La ciudad de Nueva York es la joya del mercado inmobiliario estadounidense. De acuerdo con datos de Business Insider, las rentas en el área de Manhattan promediaron en poco más de 38 mil dólares anuales. Esta cifra equivale a tres cuartos del salario anual promedio de Estados Unidos, que se estima en 47 mil dólares por año. A pesar de la contracción en la venta de desarrollos residenciales, que se viene arrastrando desde 2018, la industria inmobiliaria en la ciudad atraviesa por un buen momento debido a la alta demanda. 

Caso similar al de Nueva York es San Francisco, en California, donde el mercado de vivienda en renta vive un ‘boom’ ante el crecimiento del área metropolitana. Datos de Bay Area Census aseguran que la renta promedio anual por un departamento es de 3,700 dólares anuales.

Foto: New York Post

De cara al aumento en los precios de vivienda en renta, los habitantes de estas ciudades empiezan a migrar. Información de New York Post, en colaboración con Bloomberg, indican que 34% de neoyorkinos suscritos al hub de bienes raíces Redfin buscaron propiedades en renta en otras ciudades como Atlanta, Boston y Miami. En el caso de San Francisco, 21% de los inscritos a este sistema buscaron propiedades en el área suburbana de Los Ángeles, San Diego, Sacramento y San José

Analistas consultados por Redfin aseguran que ante la explosión de los precios del sector vivienda en ciudades de Estados Unidos, sus habitantes están dispuestos a sacrificar los salarios altos de Nueva York o el estilo ‘relajado’ de San Francisco. “Mientras que la búsqueda de nuevas propiedades no es un indicador de compras o mudanzas, sí da un panorama de lo que se puede venir en el futuro”, dijo Taylor Marr para el Reporte anual de Redfin Real Estate Hub. 

Adiós a Nueva York 

Información del Censo Anual de Nueva York arrojó que más personas están dejando esta ciudad que ninguna otra zona metropolitana en Estados Unidos. Desde 2010, más de un millón se mudaron a áreas nuevas. Entre sus destinos estuvieron Connecticut, Nueva Jersey y Long Island.

Al respecto, E.J McMahon, director del  Centro de Política Pública, dijo que “este tipo de movimientos que sacan a las personas de las grandes ciudades son síntoma de una economía sana y en crecimiento, pues crecen las oportunidades de empleos en regiones donde antes no lo había”.

La zona metropolitana de Nueva York se mantiene como la más poblada de la Unión Americana con un aproximado de 23.7 millones de residentes, de acuerdo con el Census Bureau. 

Con información de New York Post y Bloomberg