Durante los últimos años, las construcciones sostenibles han ganado un lugar de privilegio en la agenda de los desarrolladores inmobiliarios, quienes han disfrutado de los múltiples beneficios de este tipo de edificaciones. Similarmente, los estándares internacionales para estas disciplinas, como la Certificación LEED®, han recibido una notoria y acelerada aceptación por parte de los promotores de bienes raíces. Incluso, esta oferta de acreditaciones se ha expandido ante las diversas necesidades del mercado global. Ejemplos de ello son la Certificación EDGE® -Excelencia en Diseño y Mayores Eficiencias, por sus siglas en inglés-, creada por el Grupo Banco Mundial; EarthCheck® de origen australiano, para recintos turísticos o incluso, proyectos ‘Energy Positive’, propuesta de máximo nivel de rendimiento energético que busca devolver al planeta más energía que la que consumen.

César Ulises Treviño

Por otro lado, bajo la premisa de que las personas pasan el 90% de su tiempo en espacios interiores, el International WELL Building Institute (IWBI) ha desarrollado el WELL Building Standard®, siendo ésta la primera evaluación de su tipo con enfoque a la creación de espacios que promueven la salud y el bienestar de sus ocupantes. Tras siete años de amplia investigación por parte de científicos, físicos, arquitectos, ingenieros y demás expertos del IWBI, la Certificación WELL prorratea su objetivo de crear espacios construidos saludables en siete categorías: aire, agua, nutrición, iluminación, bienestar físico, confort y mente.
La popularidad que ha obtenido la muy reciente creada Certificación WELL es sobresaliente: hasta principios de septiembre de este año, se contabilizaban más de 560 proyectos a nivel mundial. En Latinoamérica, el número de proyectos en búsqueda de este reconocimiento varía por país. En México, existen nueve proyectos en búsqueda de la Certificación WELL y un proyecto que ya cuenta con ella.
Lecciones aprendidas
La Certificación WELL® es un mecanismo transformador de mercado que, de forma holística, vira su enfoque hacia las personas en favor de su salud y bienestar. Si bien pudiera suponer una alta exigencia plástica y arquitectónica, también implica una renovación del pensamiento “tradicional” a nivel organizacional. WELL precisa crear una cultura de bienestar continúa, procurando la satisfacción, confort, salud y activación física de los usuarios/inquilinos.
El equipo de colaboradores de Bioconstrucción y Energía Alternativa –BEA- ha experimentado e interiorizado las implicaciones del WELL Building Standard. Sin duda alguna, adentrarse en estas metodologías constituye un gran compromiso que despunta nuevos planteamientos para la operación de los espacios construidos, incentivando mejores condiciones y prácticas de trabajo, al tiempo de fomentar un sentido de pertenencia y expresión. En conjunto, impulsando la vanguardia del sector inmobiliario.
Fuente: Bioconstrucción y Energía Alternativa

Las experiencias del equipo de BEA con el caso de estudio BEA347, demuestran la rentabilidad potencial de la sinergia entre el bienestar y la sostenibilidad. Con la tracción y expansión de los sistemas de certificación para ‘edificaciones verdes’ en el territorio mexicano, incluidas el nuevo WELL Building Standard, se anticipan muchos más proyectos como éste, que acreditarán el caso de negocio para la nueva generación de edificios diseñados, construidos y operados con este reformador enfoque de sostenibilidad.
Bioconstrucción y Energía Alternativa, empresa consultora líder en Edificación Sostenible y Certificación LEED® en América Latina, impulsa la creación de espacios construidos de vanguardia que evolucionan el mercado inmobiliario hacia la sostenibilidad.
Por Msc André Bernath / WELL AP, LEED AP O+M, LEED AP BD+C Coordinador Técnico MSC CÉSAR ULISES TREVIÑO / LEED Fellow Director General y Fundador
También lee 
8 formas de incorporar la tendencia verde en tu oficina

Biofilia: naturaleza en la oficina para aumentar creatividad