La Secretaría de Relaciones Exteriores -SER-; la Secretaría de Desarrollo Agrario Territorial y Urbano -SEDATU, así como la Comisión Nacional de Vivienda –CONAVI- y el Instituto de los Mexicanos en el Exterior -IME- presentaron en conjunto un esquema de subsidio sumado a un crédito que busca apoyar a las familias de migrantes mexicanos en Estados Unidos para acceder a una vivienda.
Esta modalidad consiste en un subsidio sumado a un crédito para la construcción de casa en un terreno propio. La Directora General de la CONAVI, Silva de Anzorena, detalló que   dicho crédito se le otorga al familiar que debe residir en México, mientras que  el migrante participará como aval u obligado solidario. La vivienda puede ser propiedad del migrante,  de sus padres o de sus hermanos.
Para ser beneficiario del programa  se debe tener un ingreso mínimo de 11 mil 102 pesos al mes, que podrá comprobarse por medio de los recibos de envío de remesas, así como demostrar la posesión del terreno en donde se edificará la vivienda.
Este crédito se complementa con un subsidio que otorga la SEDATU a través de la CONAVI de hasta 64 mil 392 pesos, más otro apoyo económico que den los gobiernos estatales que participen en el esquema.
Según el comunicado oficial,  actualmente se lleva a cabo un programa piloto en los estados de Puebla y Zacatecas con el que se han beneficiado un total de 442 personas. Y se espera que durante el año y hasta 2018 se atiendan las necesidades de  más de 5 mil familias.