De acuerdo con Bloomberg, Fibra UNO, el primer Fideicomiso de Inversión en Bienes Raíces de México se encuentra en conversaciones para realizar la compra de parques industriales, por un monto de 850 millones de dólares. Lo que significaría la operación más grande en lo que va del año en el país.    

Las negociaciones incluyen las propiedades de Finsack 12, un certificado de capital de desarrollo mexicano. Según fuentes citadas por la agencia, FUNO planea utilizar capital de deuda recaudado para financiar la adquisición.

Hasta el momento, sólo Francisco Galindo, portavoz de Fibra Uno señaló a través de un correo electrónico “No hay una oferta vinculante para informar en este momento”. Mientras que Invex Controladora SAB, el fiduciario para los certificados Finsack 12, declinó hacer comentarios al respecto.

Las acciones de Fibra Uno han ganado aproximadamente 18% desde el 15 de agosto, cuando el Banco Central bajó las tasas de interés por primera vez en cinco años y avivó las apuestas de nuevos recortes, lo que reduciría los costos de financiamiento de los fideicomisos.

Con información de El Financiero