El Fibra Infraestructura México (FibraMX), vehículo promovido por los administradores del Certificado de Capital de Desarrollo (CKD) Infraestructura México, alista su salida a la Bolsa Institucional de Valores (BIVA), después de 10 meses de sequía en la emisión de fideicomisos de inversión en energía e infraestructura (Fibras E) en el mercado bursátil local.

A través de un documento el Fibra E dio a conocer que planea colocar un programa de certificados bursátiles fiduciarios de energía e infraestructura (CBFE), con el que prevé recaudar hasta 50 mil millones de pesos.

Monto que será utilizado para invertir en proyectos de infraestructura en México, y se detallará en cada una de las emisiones que realice en los próximos cinco años, que corresponden a la vigencia del programa.

Asimismo, se menciona en que se centrarán en comprar o invertir en activos estabilizados, que estén en operación y generando flujos estables, así como en hacer negocios con desarrolladores de infraestructura.

Con información de El Economista