Los Fideicomisos de Infraestructura y de Bienes Raíces (Fibra) son vehículos destinados al financiamiento para la adquisición y/o construcción de bienes inmuebles; tienen como finalidad el arrendamiento y adquisición de derecho al recibir los ingresos provenientes del alquiler de dichos bienes, según información de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

Los FIBRAS en México fueron basados en las REIT´s de Estados Unidos, para ofrecer los beneficios de las propiedades que están en renta a un grupo más amplio de inversionistas, explica en entrevista exclusiva para inmobiliare, el Director de Administración y Finanzas, CFO de Fibra MTY, Jaime Martínez.

El primer Fideicomiso de Inversión en Bienes Raíces que se desarrolló en México fue FUNO en el año 2011. En un inicio tenía un portafolio inicial de 13 propiedades, hoy en día cuenta aproximadamente con 557 propiedades equivalentes a 8.4 millones de metros cuadrados de Área Bruta Rentable (GLA, por sus siglas en inglés). Este fideicomiso lleva a cabo su oferta pública inicial bajo un escenario económico global complejo, convirtiéndose en la primera empresa inmobiliaria en cotizar en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), según información del portal web.

Rodrigo Velasco, Director General adjunto de BIVA

Por su parte, en entrevista exclusiva para inmobiliare, el Director General adjunto de BIVA, Rodrigo Velasco, explica que “los FIBRAS nacen con la idea de que cualquier inversionista, sea persona física o institucional, pueda invertir en el mercado de bienes raíces. Comprando una fracción de los bienes que están dentro de un fibra, de esta manera una persona podría participar en una inversión de un edificio, centro comercial, fábrica o nave industrial, etc”.

Los inmuebles industriales, comerciales, hoteleros, y de educación, o cualquier otra propiedad que se tenga puede administrar un fibra, “en Estados Unidos hay un fibra de recursos forestales, ejemplo de ello son los árboles de navidad; además se puede [fibrar] una torres de transmisión (los cuales se usan para el celular), bodegas chicas para guardar cosas, de servicios médicos, hospitales, entre otros, cualquier otra cosa que se pueda rentar o bienes raíces que sirvan a la renta puede ser fibrado”, menciona Jaime Martínez.

¿Cuáles son los requisitos por los que se constituye un FIBRA?

De acuerdo con la Bolsa Mexicana de Valores, estos son los requisitos por los cuales un fideicomiso se constituye:

70% de sus activos son invertidos en bienes raíces.

Dedicarse a la adquisición o construcción de bienes inmuebles y que se destinen al arrendamiento.

– Distribuir entre los tenedores al menos el 95% del resultado fiscal del ejercicio anterior.

– Los bienes inmuebles que se construyan o adquieran deben destinarse al arrendamiento y no enajenarse antes de cuatro años contados a partir de la terminación de su construcción o adquisición.

– Contar con altos estándares de Gobierno Corporativo.

Jaime Martínez, Director de Administración y Finanzas, CFO de Fibra MTY

Además de estos requerimientos, Jaime Martínez comenta que Fibra MTY siguió estos pasos adicionales:

1.- Estrategia de cómo y qué se quiere hacer con las propiedades.

2.- Grupo de propiedades para fibrar, y que son consistentes con la estrategia.

3.- Tener un grupo de inversionista del plan de negocio y de las propiedades para generar ‘dinero semilla’.

4.- Salir al mercado y buscar inversionistas adicionales.

Por Rubi Tapia

Este es un fragmento del artículo FIBRAS: INSTRUMENTO SÓLIDO DE INVERSIÓN PARA LA INDUSTRIA INMOBILIARIA de la edición 113
http://inmobiliare.com/inmobiliare-113/