Financiamiento inmobiliario en México

Considerado como un país con una economía emergente que ha sabido diversificarse, a inicios de julio la agencia Standard & Poor´s calificó de “estable” la perspectiva económica a futuro de México por considerar que el país ha sabido hacer frente a los retos macroeconómicos internacionales de 2017. La mejora en la calificación crediticia, que hasta hace apenas unos meses era “negativa”, viene luego de varios esfuerzos que se han realizado y obedece, en mucho, a las fortalezas que se han alcanzado en términos de recaudación fiscal y mercado interno.

Luego de un cierre de 2016 y comienzo de 2017 llenos de incertidumbres, la estabilidad de la moneda mexicana ha llegado al tiempo que nuevas inversiones extranjeras son anunciadas. La turbulencia apellidada “Trump” se dibujaba como una de las peores para la economía mexicana, pero comenzadas las primeras pláticas para renegociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del NorteTLCAN– el peso se ha fortalecido frente al dólar y todo indica que lo que parecía negro para México, podría cambiar de color pues, hasta el momento, el lado mexicano tiene más claro sus objetivos que su contraparte estadounidense.

Fuente Lamudi

Representando 15% del PIB nacional, el sector inmobiliario se ha consolidado como uno de los sectores más fuertes y que más aportan a la economía de México: 15 millones de empleos, impacto en 48 ramas económicas, son algunos de los números de los bienes raíces mexicanos, que, caminando con el país, comenzó el año actuando con cautela, pero pisando fuerte.

Trascurrido el primer semestre del año los resultados reportados son positivos, aunque muestran una ligera desaceleración, producto de la mencionada incertidumbre y la juiciosa cautela que, tanto oferta como demanda han mostrado en su comportamiento.

Con prolongados ciclos de negocio, el financiamiento en el sector inmobiliario es una carrera de largo aliento que en nuestro país ha alcanzado niveles de sofisticación y diversidad que bien valen la pena explorar pues son parte fundamental de los atractivos que hoy ofrece el sector tanto para grandes inversionistas como para los mexicanos de a pie.

Financiamiento para inversionistas

Viviendo un período de crecimiento significativo, el nivel de inversión a gran escala de proyectos inmobiliarios ha alcanzado una estabilidad que genera confianza y un flujo creciente de recursos, no sólo eso, la Era Digital ha permitido el desarrollo de nuevos esquemas de financiamiento inmobiliario para los pequeños y medianos inversionistas.

Fuente Lamudi

De esta manera, la disponibilidad de capital para adquirir tierra, construir y vender bienes inmuebles se logra gracias a mecanismos que van desde el uso de capital propio, generación de recursos, créditos, asociaciones, hasta la bursatilización con instrumentos como las FIBRA’s -Fideicomisos de Inversión en Bienes Raíces- y los CKD’s, Certificados

de Capital que, de acuerdo a la Bolsa Mexicana de Valores -BMV-, están viviendo un gran año gracias a lo atractivo y ágil que resulta su modelo para los inversionistas.

Para Lamudi, el desarrollo y financiamiento de la vivienda continuará durante las próximas décadas pues la demanda sigue rebasando a la oferta gracias a que, entre otros factores, la clase media experimenta un periodo de crecimiento crecimiento, existen planes de redensificación de las ciudades basados en la vivienda vertical, así como a la baja penetración de los créditos hipotecarios.

Coincidiendo con el análisis de este portal inmobiliario, la Sociedad Hipotecaria Federal afirma que se tiene contemplada una inversión de cinco mil 800 millones de pesos para el desarrollo de 14 mil 800 viviendas durante este año.

Así, la liquidez de capitales para grandes y medianos proyectos vive un buen momento y para muestra el dato de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público que reveló que tan sólo en 2016 se registraron 115 nuevos proyectos a nivel nacional, siendo los estados estrellas Ciudad de México, Jalisco y Estado de México.

La figura de los usos mixtos, combinaciones inmobiliarias de espacios corporativos con residenciales, comerciales, turísticos, de entretenimiento y médicos, ha venido a empujar aún más la inversión y financiamiento de proyectos inmobiliarios.

Los proyectos que se construyen en el país abarcan todos los subsectores inmobiliarios, el financiamiento otorgado no se enfoca sólo al desarrollo de más vivienda, si bien es un importante y fundamental motor, el capital se está colocando lo mismo para financiar modernizaciones en parques industriales que requieren ser dotados de infraestructura logística y distributiva que en el subsector corporativo, turístico y comercial, incluso hospitalario.

Por Lamudi 

También lee 

CKD: capital para desarrollar proyectos a largo plazo

FIBRAs en México tienen un valor de capitalización de 248 mil 549.6 mdp

 

Artículos que talvez te resulten interesantes

¿Cómo cierra el sector inmobiliario el 2017?
20 compartido497 visto
20 compartido497 visto

¿Cómo cierra el sector inmobiliario el 2017?

Monica Herrera - 12/12/2017

El 2017 ha sido un año de incertidumbre y volatilidad para el sector empresarial que vio llegar a Donald Trump…

Neuchatel Llevará sentido de comunidad  Nuevo Polanco
9 compartido315 visto
9 compartido315 visto

Neuchatel Llevará sentido de comunidad  Nuevo Polanco

Liz Areli Cervantes López - 12/12/2017

Centros financieros, comerciales, áreas residenciales cerradas, colonias renovadas y conjuntos urbanos de grandes dimensiones se multiplicaron desde la década de…

En México se desperdicia 1.5 horas de energía eléctrica al día
1 compartido268 visto
1 compartido268 visto

En México se desperdicia 1.5 horas de energía eléctrica al día

Liz Areli Cervantes López - 12/12/2017

De acuerdo con información de Banco Mundial con cifras a 2014 en México se consumen alrededor de 2 millones 90…