Inicia un nuevo año y los mexicanos están listos para cumplir sus propósitos. 

Con un mercado cada vez más exigente, los gimnasios tradicionales resultan insuficientes para un gran porcentaje poblacional, que exige rutinas que salgan de lo ordinario y que les brinden experiencias ‘únicas’. 

En este tenor, en México surge una nueva oferta para este público. Se trata de los gimnasios boutique, espacios que ofrecen rutinas de ejercicio ‘innovadoras’ y que se convierten en tendencia, algunos rápidamente. 

Los desarrollos de usos mixtos, apuesta con la que el sector inmobiliario quiere revitalizar al retail, son el escenario idóneo para la puesta en marcha de las apuestas de ‘gimnasios de lujo’. 

En entrevista con Inmobiliare, Francisco Aguilar, instructor de Fitspin, dijo que “la apuesta es la de dar a los clientes una experiencia inolvidable. Aquí no eres el cliente, sino un miembro más de la familia”. 

Conoce algunas de las apuestas de gimnasio boutique que coadyuvan a atraer tráfico a los desarrollos de usos mixtos. 


Síclo: se trata de uno de los pioneros de este tipo de apuesta en el país. Cuenta con cinco sucursales localizadas en Altavista 147, Artz Pedregal, Interlomas, Masaryk y Colonia Roma. Su giro principal es el de rutinas de spinning y ejercicio cardiovascular. Se suman dos sucursales en Monterrey, Guadalajara, Perú y España.

Fitspin: al igual que Síclo, el indoor cycling es la apuesta principal de FitSpin. Su diferenciador radica en el estilo de las sesiones, mismas que, de acuerdo con la marca, son ‘únicas en su estilo’. Cuenta con sucursales en Plaza Carso, Bosques, Cancún y Lomas Virreyes.

Commando Studio: la apuesta por el cardio es el corazón de este gimnasio boutique, que trata de revolucionar la quema calórica con una promesa de 1,000 calorías por sesión.

Se ubica en Santa Fe, con dos ubicaciones; Polanco, Pedregal, Interlomas, Guadalajara y Monterrey.