Con una inversión de 6 mil 582 millones de pesos, el gobierno de Jalisco anunció la reconstrucción y conservación en los 4 mil 420 kilómetros actuales de carretera del estado; que en dos años, sumaran 228 kilómetros nuevos, lo que incrementará significativamente la conectividad del estado, sobre todo en la Región Norte.

Lo anterior, como parte del Plan de Infraestructura Carretera 2019-2024, lo que favorecerá directamente a los más de 62 millones de usuarios que circulan anualmente. Enrique Alfaro Ramírez, gobernador de Jalisco, mencionó que se trata de una de las apuestas más grandes del sexenio “tiene como propósito garantizar la conectividad adecuada en nuestro estado como principio básico de competitividad y crecimiento económico, así como de justicia social y bienestar de la población”.

La Secretaría de Infraestructura y Obra Pública (SIOP) recibió 942 millones por parte del Congreso estatal para infraestructura carretera, a los que se añade un crédito por 2 mil 100 millones de pesos y un programa de inversión multianual con el que se mantendrán en buenas condiciones el 100% de la red carretera a lo largo del sexenio.

Con este paquete de inversión se construirá la vía Talpa de Allende-Tomatlán y carreteras que facilitarán el tránsito de personas y mercancías en municipios como Tomatlán, Chiquilistlán, Tapalpa, Colotlán, Teocuitatlán de Corona, Concepción de Buenos Aires, Villa Purificación, Autlán, Jesús María, Ayotlán, Jalostotitlán, Tepatitlán, Tototlán, Jamay, Ocotlán, Teocaltiche, Villa Hidalgo, por mencionar algunos.

En la carretera de Talpa de Allende a Tomatlán se contempla invertir más de 900 millones de pesos del crédito aprobado por el Congreso local, destinados a realizar un acceso rápido y seguro a la zona turística de Costalegre, reduciendo significativamente las horas de traslado, ya sea desde el Aeropuerto de Puerto Vallarta o desde Guadalajara.