El presidente Andrés Manuel López Obrador informó, en su conferencia de prensa matutina, que propuso al Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) que cesen los desalojos a los trabajadores, los cuales por alguna razón no han podido ponerse al corriente en los pagos de sus viviendas.

“He dado la instrucción que se proponga en el consejo del Infonavit que no se desaloje a quienes por problemas económicos, sociales, pobreza o falta de trabajo no han podido ponerse al corriente en el pago de sus créditos”  

Además pidió a los representantes del Infonavit que otorguen facilidades y nuevas opciones para que los deudores puedan regular el pago de crédito de vivienda.  

Por último, mencionó que se va a prescindir de los despachos de cobranza con los cuales el Infonavit tenía contratos, ya que está era una política irregular y de abusos.