Pese a que el panorama en el mundo mejora, la incertidumbre sigue presente ante el riesgo que representa la política proteccionista de Estados Unidos, Donald Trump ha dado indicios de que prefiere las relaciones bilaterales, sin embargo los especialistas de BBVA Bancomer mencionaron durante la conferencia de Situación México 1T2017 que hay condiciones para renegociar el Tratado de Libre Comercio con América Latina.
“Creemos que si prevalece la racionalidad económica sobre la retórica política no se debería trastocar la relación comercial donde Estados Unidos también gana porque México es el segundo comprador de exportaciones a dicho país”, indicó el Doctor Carlos Serrano Herrera de BBVA Bancomer.
Además, destacó que se entrará en un proceso de renegociación del TLCAN por lo que ven probable renegociar un buen Tratado de Libre Comercio para los tres países y hay varias cosas que se pueden mejorar porque no estaban presentes en el anterior Tratado con temas como el comercio electrónico, acuerdos laborales, mejorar los regímenes de resolución de controversias y sobre todo “hay dos cosas que no estaban en las mesas de negociación para Estados Unidos y Canadá que hoy el TLCAN será más atractivo porque cuando se firmó hay dos sectores que ya se abrieron como el energético y de telecomunicaciones donde Estados Unidos se puede beneficiar mucho”.
Los escenarios en cuanto al TLCAN influiría en la recuperación del peso entorno a tres escenarios: 1. Si se logra renegociar y se agregan cosas el dólar podría llegar a 19.05; 2. Si se afecta tendremos los niveles actuales y 3. Si se rompe la relación comercial el tipo de cambio podría llegar hacia los 23 pesos.
En BBVA Bancomer bajaron la expectativa de crecimiento para México porque la incertidumbre de lo que ocurrirá con la relación entre México y Estados Unidos hará que las inversiones  lleguen a caer hasta conocer lo que ocurrirá.
Ahora consideran que la inflación crecerá y habrá una caída en los salarios reales con crecimiento de consumo en 1.5 por ciento. La diferencia entre la caída en la confianza del consumidor de 2008 y ahora es que en ese año los hogares pensaban que tendrían menos posibilidades de comprar bienes y en 2017 piensan que la cosas irán mal para el país.
Por Catalina Martínez Quintero