En marzo de 2017, la Gaceta oficial de la Ciudad de México incluyó el esquema de Hipoteca reversible (también conocida como inversa o pensionaria); se trata de un mecanismo de pensión para personas mayores de 60 años, los adultos mayores que tengan una vivienda podrán venderla al banco, recibir dinero mensual o en una sola emisión, sin necesidad de deshabitar el inmueble.

La edad del solicitante puede variar por la entidad con la que se negocie la hipoteca, además puede suscribir a más de un titular. La pensión total depende del tiempo que se ocupe el inmueble; en dado caso que la persona solicitante cuente con herederos, estos deberán decidir si finiquitar la deuda (recuperar el inmueble) o ejercer la garantía y recibir el remanente (en dado caso que exista), según BBVA Bancomer.

ABC.es

De acuerdo con el analista de Real Estate de Propiedades.com, Leonardo González, el esquema es recurrente entre jubilados, pensionados o personas de la tercera edad, el cual funge como sustituto de pensiones o cuotas de manutención; aplica para todo tipo de vivienda, no obstante, debe reportar un margen de beneficio para la institución hipotecaria.

Por su parte el Director general de Tu Hipoteca Fácil, Fernando Soto-Hay, menciona que “aunque ya está regulada en el Estado de México y la CDMX, desde el punto de vista financiera, es un modelo de negocio que difícilmente va a funcionar en el país por los cambios de divisas, el valor de las propiedades, las tasas de interés y la inflación”.

Además comenta que este esquema se utiliza en Estados Unidos (aunque cada vez menos) con recursos de entes gubernamentales y aplica porque las tasas de interés están entre dos y tres por ciento anual.  

Por Rubi Tapia