Con el fin de seguir otorgando créditos a sus clientes y realizar el prepago de créditos vigentes, los cuales son utilizados para financiar sus operaciones, Hir Casa llevó a cabo su segundo timbrazo de colocación por Certificados Bursátiles Fiduciarios (HIRCB 19) en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) por un monto de mil millones de pesos, que fue colocada el pasado 10 de octubre con una demanda total de mil 352 millones. 

“Estamos festejando la colocación de Hir Casa que es un ejemplo de financiamiento bursátil, así como para la empresas que quieren crecer y que pueden tener este acceso a la Bolsa […] Es una segunda colocación que tuvo mucho éxito y fue bien recibida con una buena sobre demanda, esto es importante en una empresa, ya que al tener un programa que pueda ir y regresar de acuerdo a los momentos del mercado, así como las necesidades que vayan teniendo para poder financiarse”, expresó José Oriol Bosch, Director General de la BMV. 

Por su parte, Eduardo Guzmán, Director General de Hir Casa, mencionó que los recursos recibidos a principios de octubre fueron destinados para realizar prepagos a créditos bancarios: el primero con la Nacional Financiera como banca de desarrollo y el segundo a un crédito bilateral con otra institución bancaria. “El resto nos sirven para seguir originando operaciones en lo que resta del año ya que tenemos metas de seguir originando dos mil 100 millones de pesos de hipotecas en total, nuestro promedio mensual anda entre 73 operaciones de hipotecas al mes con un ticket promedio cercano a los tres millones de pesos”. 

Cabe destacar que Hir Casa llegó por primera vez a la BMV el 27 de abril de 2018, con una colocación de deuda por un monto de 700 millones de pesos al amparo de un programa de dos mil 500 millones de pesos. De acuerdo con Daniel González, Director Corporativo de Finanzas y RI, el monto total de adeudo se puede utilizar durante cinco años, es decir, hasta 2023. 

“Al día de hoy tenemos alrededor de mil 400 millones de pesos vigentes por lo que todavía tenemos un espacio para seguir emitiendo en Bolsa […] El financiamiento bursátil nosotros lo vemos como un fondeo de largo plazo: primero tomamos un fondeo bancario y posteriormente salimos al mercado bursátil por lo que sin duda estaremos en los mercados con esta emisión, asimismo [quiero manifestar que] cubrimos las necesidades de este año, pero sin duda el siguiente año nos estaremos viendo para complementar nuestro programa”. 

Eduardo Guzmán informó que el intermediario colocador fue BBVA y el Asesor Legal fue el despacho González Calvillo.