El modelo de negocios surgió de la necesidad por encontrar un espacio de oficinas para que Antonio Ruiz Morán, CFO de Homework, en conjunto con su esposa iniciarán operaciones con una startup pero las dificultades de con contar con el presupuesto, disponibilidad de metros cuadrados e incluso verse forzados a contratar a un plazo la oficina, lo motivó a estudiar opciones flexibles como el coworking.

Imagen cortesía de Homework

Una vez que analizó cómo funcionaba decidió hacer su propio espacio de la mano de socios estratégicos como Manuel del Valle, Mariana de Alba, Savvy Studio – agencia creativa de diseño de interiores y arquitectura-, José Luis Sánchez y Daniel Ríos, se dieron a la tarea de conseguir recursos a través de Friends&Family para acondicionar y abrir la primer ubicación de Homework justo frente al Monumento a la Revolución.
A poco más de un año en operación, la respuesta de los clientes ha sido buena pues tienen prácticamente 100% de ocupación en sus 600 metros cuadrados de oficinas con capacidad para 200 personas, 60 lugares para coworking y 20 espacios fijos. Cuentan con clientes que trabajan como programadores, desarrolladores de software, servicios y diseñadores. Un interesante atractivo es la posibilidad de realizar lanzamientos o capacitaciones en el auditorio, así como en la Terraza Timberland.
 
Antonio Ruiz Morán, CFO de Homework

El edificio localizado en la esquina de Florencia y Avenida Chapultepec será la segunda sede de Homework donde en cuatro pisos completos habrá disponibles mil 200 metros cuadrados –dos pisos completos- y terraza, 600 metros cuadrados para oficinas privadas, el resto para coworking y auditorio. En este inmueble recién remodelado estructuralmente, iniciarán dos nuevos conceptos como Homework Fit –gimnasio y Homework Health –café en la planta baja y alimentos saludables para el público así como clientes-.
“Nuestra manera de crecimiento será a partir de células ubicadas estratégicamente en la zona centro de la ciudad que estén conectadas en tiempo por 15 minutos caminando. Cada ubicación nueva tendrá amenidades diferentes, por ejemplo la de San Rafael tendrá un estudio de grabación, animación y diseño enfocado a personas de arte. Además se podría poner una guardería.
Terraza Timberland, imagen cortesía de Homework

Nosotros buscamos edificios que van desde los mil doscientos a dos mil quinientos metros cuadrados. Que tengan valor patrimonial y no estén ubicados en avenidas principales, edificios propios para tener el control total del inmueble y que los precios sean en pesos”, detalló Antonio Ruiz.
Por el momento, se encuentran en una primera ronda de inversión para abrir entre 4 a 5 nuevas ubicaciones para 2018. El monto requerido es de dos millones de dólares que servirán para conseguir una o dos instalaciones más y hacer nuevas líneas de negocio como una app.
imagen cortesía de Homework

“Tenemos otro modelo de réplica rápida para hacer una especie de franquicia donde nuestros posibles inversionistas pongan el edificio, hagan la inversión en todas las adecuaciones y nosotros operemos el modelo de negocio en su ubicación y estamos cobrando porcentaje de un feed de venta y sobre rentabilidad. Para ese modelo nos han buscado muchos, ya tenemos varias propuestas formales para llevar el concepto pero esas no entran a las cinco ubicaciones que tenemos planeadas para el próximo año porque esas serán con nuestro propio modelo”, adelantó Antonio Ruiz.
Entre las posibles ubicaciones para el modelo de franquicia están Lomas Verdes, Satélite, Centro de la Ciudad de México, Coyoacán y Reforma centro. En provincia está la posibilidad en León, Querétaro, Mérida, Tijuana, Guadalajara y Monterrey.
Por Catalina Martínez Quintero
También lee 
Los espacios de oficinas se adaptan a la nueva forma de trabajo

¿Qué ha cambiado en el diseño de oficinas?