Con una inversión estimada en 750 millones de dólares, la empresa española de energías renovables, Iberdrola, planea construir en México dos complejos; uno en Veracruz que será un ciclo combinado y el otro en Puebla, un parque fotovoltaico.

Ambos proyectos son la apuesta que el grupo planea establecer en el país con el objetivo de impulsar el sector en materia de sustentabilidad. La firma pretende invertir hasta 5 mil millones de dólares durante los próximos cinco años en generación de energía.

El anuncio del nuevo plan se dio a conocer en el marco de la firma de un convenio que Iberdrola formalizó con la Universidad Tecnológica de los Valles Centrales de Oaxaca (UTVCO) y con el Instituto de Energías Renovables de la UNAM para apoyar con becas a jóvenes estudiantes oaxaqueños interesados en los temas de energías renovables.

Sobre este asunto, el consorcio español afirmó que estudia proyectos en la región para los cuales invertirán cerca de mil millones de dólares, como parte de su contribución inicial al Pacto Oaxaca, firmado por el presidente Andrés Manuel López Obrador, la Confederación de Cámaras Industriales (CONCAMIN) y nueve gobernadores.

Por otra parte, los directivos de la energética estiman que para concretar estos nuevos proyectos se efectuarán compras a la industria nacional por más de tres mil millones de dólares, acción que al mismo tiempo, aseguran, beneficiará el crecimiento económico de México.

Asimismo, uno de los objetivos que tienen contemplado es el de elevar a más de 10.000 MW la potencia instalada en el país, gracias a las cinco plantas que entrarán en operación este año.