Por cuarto año consecutivo, B2B Media e Inmobiliare Magazine en colaboración con Expo Inmobiliaria México, llevaron a cabo el Real Estate Business Summit Riviera Maya, evento del sector más importante en la región del Caribe.

El hotel Grand Hyatt Playa del Carmen Resort, fue el punto de reunión de más de 500 personas que se dieron cita el 6 de septiembre, aproximadamente 250 estuvieron en el área de congreso y más de 300 en la zona de talleres y sala de exhibición, con alrededor de 25 stands de las empresas más representativas en el sector turístico e inmobiliario del lugar.

La cumbre dio inició con la bienvenida de Erico García, Chief Executive Officer de B2B Media, quien mencionó que durante el 2019 se han realizado siete eventos en las principales ciudades de México y Estados Unidos, desde Nueva York, Los Ángeles, Mazatlán, Guadalajara, Monterrey, Tijuana y Playa del Carmen; además del próximo magno evento que se llevará a cabo en el mes de noviembre “Expo Negocios Inmobiliarios” (EXNI). Todo esto con el objetivo de impulsar el desarrollo inmobiliario y ayudar a la profesionalización del mismo. 

Panorama de inversión: análisis de los mercados financieros institucionales en la Riviera Maya

El panorama de inversión en la Riviera Maya, fue analizado por Manuel Muñoz, Investment Banking de Bank Sabadell México; Rodrigo Meza, Vicepresidente de GFG Securities; Gerardo Fernández, Director de Turismo de Artha Capital y Raúl Gallego, Managing Director de Credit Suisse; bajo la moderación de Luis García Peña, CEO de Mareazul Capital. Quienes comentaron que la economía a nivel mundial, en términos generales, está pasando por un cambio de ciclo, donde los organismos internacionales de Beijing hasta Washington, revisan a la baja la perspectiva del crecimiento global. Tan solo en el mes de agosto del presente año fue uno de los periodos con enorme volatilidad en el mercado de divisas. Por tal motivo, los bancos centrales están actuando de manera ‘defensiva’ con la reducción de tasas de interés para mantener las economías activas. 

El caso mexicano no es la excepción, con la transición política se atravesó por un cambio de ciclo económico que sin duda ha repercutido en todas las áreas, entre ellas el segmento turístico. No obstante, de acuerdo con Luis García Peña, los últimos datos que ofreció el INEGI, sobre la ocupación hotelera indican que el ajuste en la Riviera Maya ha sido entre el 4 y 6%; en este sentido, hay buena perspectiva para seguir invirtiendo y más cuando México se ubica todavía entre la sexta y séptima potencia turística.

Mientras que los bancos se encuentran sólidos y muy bien capitalizados para generar estructuras financieras enfocadas al turismo, según Raúl Gallego. “En el sector hotelero, en particular, creemos que hay muy buenas oportunidades para hacer este tipo de financiamiento”. Sin embargo, desde la perspectiva del especialista se ha visto un declive en el segmento residencial y residencial plus debido a la incertidumbre y desaceleración económica.

El sector turístico mexicano no se ha visto afectado a gran escala, ya que ofrece diversas ventajas competitivas frente a otros destinos globales, entre las cuales destacan: los costos, la mano de obra calificada e incluso la debilidad de la moneda que favorece al mercado hotelero en destinos como la Riviera Maya, pues ayuda en los márgenes de ganancia, ya que los gastos operativos son en pesos. Asimismo, se cuenta con amplia oferta en temas culturales y de ecoturismo.  

De acuerdo con SECTUR durante el presente año se ha estimado el arribo de más de 43 millones de turistas internacionales y la mitad de ellos estarán  aterrizando en el aeropuerto de Cancún para recorrer la Riviera Maya. Cabe mencionar que en junio de este año el crecimiento en captación de divisas por el segmento turístico fue 15% mayor que el año pasado en el mismo periodo.

La expectativa es que, para el año 2024, los turistas internacionales sean 55 millones dejando una derrama económica de 32 billones de dólares, pese a los cambios de ciclo y a que no hay promoción turística. “Seguimos muy bien posicionados, los rendimientos que se logran, por el precio de la tierra, el costo de desarrollo y las tarifas son muy atractivos contra los principales destinos turísticos del mundo. Donde los retornos que se pueden obtener son muy bajos, estamos hablando de un solo dígito, cuando bien te va, del 8 a 9%. En México tomando un riesgo importante se pueden obtener retornos de doble dígito, esto si está bien estructurado el proyecto, con una buena estructura de capital” comentó Raúl Gallego.

Riviera Maya

Los expertos coincidieron que la infraestructura que presenta Cancún y la Riviera Maya es primordialmente para el mercado All inclusive, el cual se ha convertido en el número uno de la región.

Con respecto a las oportunidades de crecimiento que puede representar el Tren Maya, Manuel Muñoz comentó que no es algo que vaya a beneficiar al turismo. “ Nosotros como lo vemos, y quizás nos falta un poco explorar, es que el turista que viene a Cancún-Riviera Maya, realmente no es un turista que le guste mucho estar saliendo del hotel o gastando fuera del hotel es un mercado prácticamente all inclusive. Por lo que parte del reto es incrementar el gasto promedio por persona y buscar que conozcan otras partes de México. Pero lo del tren nosotros, a primera instancia no lo vemos como un proyecto que se pueda beneficiar mucho en el corto plazo”.

Por Xareni Zafra

Este es un fragmento del artículo Impulsando el desarrollo inmobiliario en el Caribe 4º Real Estate Business Summit Riviera Maya de la edición 116