Debido a su cercanía con la frontera, su infraestructura y conectividad, Monterrey se consolida como un polo de desarrollo industrial, y uno de los principales destinos para las empresas que desean establecer tanto sus centros de producción como sus oficinas corporativas en México.

Según datos de CBRE, empresa de servicios inmobiliarios y de inversión comercial, al cierre del 3T2019 la comercialización en términos de absorción bruta superó la demanda anual total del año pasado, situándose en 642 mil m2, contra 471 mil m2 de 2018, y se encuentra en segundo lugar a nivel nacional, después de la Ciudad de México.

La llegada de empresas chinas en 2019 ha contribuido a impulsar la actividad industrial. Por lo que “los desarrolladores se han mantenido activos en cuanto a la construcción de naves especulativas, al cierre de septiembre hay más de 300 mil m2 en desarrollo, de los cuales se espera que 100 mil m2 se entreguen para final del año y con ello se pueda satisfacer la demanda de espacios industriales clase A […] Se espera recibir alrededor de cien empresas de origen asiático en la entidad a mediano plazo, principalmente de manufactura ligera”, señaló Ramón Flores, Vicepresidente Ejecutivo de CBRE Noreste, quien ha participado en más de 200 transacciones inmobiliarias con empresas nacionales e internacionales, y es responsable de la actividad de la compañía en esta región del país. 

El crecimiento de las operaciones de las empresas existentes, así como la llegada de nuevas compañías de comercio electrónico, han impulsado la demanda de nuevos espacios de industriales clase A y de oficinas, así lo informó en comunicado la firma de servicios inmobiliarios.

De acuerdo con un estudio de CBRE, en los últimos 5 años el mercado corporativo clase A/A+ en Monterrey ha crecido 65%. Al cierre del 3T 2019 el inventario asciende a 1.2 millones de m². Aunado a esto al 3T 2019 existen poco más de 300 mil m² de oficinas en construcción, todas ellas programadas para terminarse dentro de los próximos 5 años.

“La oferta de espacios corporativos disponibles en renta es de poco más de 196 mil m², lo que promueve que los inquilinos cuenten con una oferta de espacios diversificada para todo tipo de requerimientos. El mercado se encuentra activo al alcanzar poco más de 40 mil m² de absorción bruta en lo que va del año, se espera que el último trimestre de 2019 se concrete una gran parte de las negociaciones de inquilinos que están en el mercado”, concluye Flores.