De acuerdo con información del Banco de México (Banxico), extraída de su Informe Trimestral, enero-marzo 2019, el saldo del crédito a la vivienda continúa presentando un crecimiento moderado con algunas complejidades; en marzo su variación real anual de 3.1% fue mayor a la de diciembre de 2018 de 2.5%; mientras que la cartera de crédito a la vivienda presentó un repunte, al registrar una variación de 4.1 por ciento.

Por otro lado, el documento señala que el crédito hipotecario otorgado por el Infonavit en el trimestre de referencia, parece haber revertido la pérdida de dinamismo que registró en el segundo semestre de 2018. La cartera de vivienda de la banca comercial mantuvo la recuperación en su ritmo de expansión que ha presentado desde 2018, lo cual podría ser resultado de una mayor demanda de crédito para la adquisición de vivienda, esto conforme a los datos extraídos de las encuestas realizadas por el Banco de México.

Datos de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) refieren que al cierre mayo de 2019, el crédito otorgado al segmento de vivienda media y residencial, con una participación del 87.8% en la cartera, presentó un crecimiento anual real de 7.8% y se ubicó en $751 mil millones de pesos (mmdp). Los créditos adquiridos al INFONAVIT o el FOVISSSTE disminuyeron 3.6% –en términos reales– respecto a mayo de 2018 para ubicarse en $91 mmdp y conformaron 10.6% de este portafolio. Los demás segmentos de este tipo de cartera (conformados por los créditos de interés social y los garantizados por la Banca de Desarrollo o Fideicomisos Públicos), alcanzaron un saldo de $14 mmdp, así como una participación de 1.6%.

Algunas instituciones financieras como BBVA México, Banamex, Scotiabank y HSBC han consolidado su presencia en el mercado hipotecario del país. Al cierre de marzo de 2019, Scotiabank registró un incremento en sus créditos a la vivienda con 122,142; en comparación con los 106,928 otorgados en 2018. Por su parte, HSBC aumentó un 85% su colocación de créditos del primer trimestre de 2018 al mismo periodo de 2019.

Información otorgada por el grupo financiero destaca que durante el periodo comprendido entre abril de 2018 a marzo del 2019, HSBC México otorgó un total de 10,538 créditos hipotecarios por 17,125 millones de pesos, lo cual representó un crecimiento del 38% y 75%, respectivamente, conforme al año anterior. Su balance creció 28% durante ese mismo lapso que dio como resultado un incremento de 84 puntos base en su participación dentro del mercado.

Fuente: ABM con cifras CNBV, Infonavit, y Fovissste
Cifras en miles de millones de pesos

Los principales factores de éxito de las compañías, que ha originado su crecimiento en el negocio hipotecario, han sido las competitivas líneas de crédito y las mejoras en sus productos que atienden a las necesidades sus potenciales clientes.

‘HSBC Preventa’

Es por ello, que HSBC México presentó a finales de mayo su nuevo producto de crédito hipotecario ‘HSBC Preventa’ el cual permite al prestatario asegurar las condiciones de crédito (tasa de interés, plazo, monto y pago mensual), hasta por 24 meses para la adquisición de una vivienda nueva o usada.

“La condición por otorgamiento de crédito es del 1% y es reembolsable al momento de la disposición del crédito, el monto mínimo de crédito es 200 mil pesos. Este tipo de producto lo que brinda es total certidumbre a una familia joven que requiere un periodo de espera para la compra de una vivienda”, explicó Enrique Margain Pitman, Director Ejecutivo de Credito Hipotecario e Inmediauto de HSBC México, durante la presentación.

El producto atiende las necesidades de una persona o familia que compre una vivienda en preventa, donde el proceso de construcción pueda tardar entre 7 y 24 meses, para lo cual se cuenta con tres componentes: crédito hipotecario; convenio para asegurar durante 24 meses las condiciones financieras del mismo; y préstamo personal para cubrir parte del enganche que solicita un desarrollador, aprobado con diferentes desarrolladores, autorizados por el banco.

El proceso de adquisición parte de la firma de un convenio del cliente con el banco, donde se establece con base en su capacidad crediticia y comportamiento de pago, el monto del financiamiento hipotecario, tasa de interés, pago mensual y plazo, bajo las condiciones actuales de la oferta de HSBC México. Con ello, este dispondrá del crédito hipotecario en el plazo que estableció el acuerdo con un máximo de dos años.

“El diseño del producto hipotecario permitirá atender a los millenials en la compra de una vivienda en preventa, poder acceder a un mejor precio y a la plusvalía que se obtiene durante el periodo de la construcción”, señaló Margain Pitman.

Por Danae Herrera

Este es un artículo de la edición 115
http://inmobiliare.com/inmobiliare-115/