El Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) busca ampliar y flexibilizar los esquemas de crédito para la adquisición de vivienda; meta que podría completarse hasta 2021.

Mediante el Programa Créditos Solidarios, el organismo permitirá  que los familiares, en un inicio papás e hijos y luego hermanos, primos o conocidos, puedan juntar su crédito para comprar una vivienda.

Carlos Martínez, director general del organismo, detalló que el Infonavit está trabajando en este modelo como parte de los planes de innovación del instituto. Señaló que para finales de 2019 se llevarían a cabo las primeras pruebas del nuevo esquema donde hasta cuatro o cinco derechohabientes podrán financiar un inmueble.

Aseguró que esta es una demanda que los mismos derechohabientes ha estado solicitando, “Los propios trabajadores nos han dicho ‘¿por qué no puedo sacar un crédito con mis hijos? si mis hijos también trabajan y entre los dos podríamos construir un mejor patrimonio”.

Por su parte, el Subdirector de Crédito del Infonavit,  Rodrigo Gutiérrez Porter, dijo que se está afinando el programa y se medirán los parámetros de riesgo de los beneficiarios corresidenciales. 

“A lo que queremos llegar es que no necesariamente tenga que ser familia, sino que puedan ser conocidos”. Estos créditos serán individuales, pero tendrán dos garantías: la natural hipotecaria y  solidaria.

De acuerdo con el subdirector, la consolidación de este esquema permitiría al organismo entregar 100 mil financiamientos más, que se sumarían a los 350 mil que se entregan en promedio al año.