De acuerdo con información oficial otorgada por el gobierno saliente, México se encuentra en el lugar número nueve de los países más atractivos y confiables para invertir, su excelente ubicación geográfica y su economía abierta y competitiva, le permite conectar redes comerciales con Latinoamérica y América del Norte, convirtièndola en la décimo quinta economía más grande a nivel global.

Tan sólo durante 2017, México mantuvo un intercambio comercial con Corea de 15.3 mil millones de dólares y este año cumplieron 56 años de relaciones diplomáticas, esto con base a un análisis realizado por la Embajada de Corea en México. Ante este panorama, la comercializadora Agatha Premium Living realizó una alianza con la comunidad coreana, con el objetivo de ofrecerles asesoría en el tema de adquisición de inmuebles, para uso habitacional o como mecanismo de inversión.

Algunos aspectos a destacar en este encuentro fueron:

  •     Las oportunidades y viabilidad de obtener créditos inmobiliarios, lo cual no es tan complicado, pues hay instituciones como ION Financiera, que otorgan créditos con esquemas flexibles y de acuerdo con las necesidades de las personas; adaptándose incluso a aquellos que no comprueban ingresos de manera tradicional.
  •     La importancia de la plusvalía en México, ya que de acuerdo con la Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios (ADI), entre 2012 y 2018, las inversiones inmobiliarias en el país se han duplicado desde 18,000 hasta 36,000 millones de dólares, donde los desarrollos de Agatha Premium Living, Quiero Casa y Qaya han sido parte de este crecimiento, gracias a la seguridad estructural, uso de materiales de calidad y tecnología de vanguardia en el proceso de construcción.
  •     Procesos de apartados, así como escrituración y entrega de viviendas.

Sin duda, México ofrece una variedad de oportunidades para empresas e inversionistas extranjeros, gracias a las fuentes de financiamiento, el terreno fértil para el crecimiento y demanda de los desarrollos al mantener el valor de la inversión en el tiempo y lograr plusvalías reales a un ritmo acelerado.