En años recientes, el mercado inmobiliario de las ciudades de Florida, principalmente las ubicadas en el sur de este estado de la Unión Americana, ha visto la llegada de miles de inversionistas latinoamericanos. 

Ante las figuras crediticias que se ofrecen en desarrollos para fomentar el apetito de los latinoamericanos y el establecimiento de un mayor número de fideicomisos para facilitar el pago de impuestos sobre la propiedad en Estados Unidos, el mercado de bienes raíces del estado atraviesa por un momento de crecimiento.

Foto: Miami Real Estate

Este 2019,  los mexicanos ingresaron al top 5 de principales compradores latinoamericanos en el sur de Florida.

Se estima que el monto estimado de transacciones de bienes raíces por parte de personas originarias de México pase de 284 mdd a 384 mdd. 

Los condo-hoteles, se presentan como inversiones rentables, tanto por su uso personal como por su rentabilidad como inversión. 

Edificios boutique, caracterizados por su particular arquitectura y amenidades exclusivas, también llaman la atención de los mexicanos en la región. 

Al respecto Jorge Uribe, vicepresidente sénior de One Sotheby’s International Realty, afirma que, “Condominios de lujo con pocas viviendas y amenidades como baños turcos o conserjes privados, entre otros, son solo la puerta de entrada a un mundo de confort hacia el cual cada vez más se enfoca el exigente comprador mexicano”. Ya no sólo importa el interior y los acabados de la vivienda, “los compradores cada vez más se fijan en el entorno y las características de las residencias en general”, finaliza.

Incertidumbre en Latinoamérica, beneficia al mercado de Florida

Uno de los factores que atrae a un mayor número de inversionistas latinoamericanos es la certeza que representa el mercado estadounidense, mientras que la inestabilidad económica aqueja a varias naciones de la región. 

Asimismo, el crecimiento de la oferta para un mercado cada vez más exigente, se suma a los beneficios que representa la región