En los últimos años la industria ha experimentado una evolución dramática, y una nueva etapa del retail está surgiendo. En países como Estados Unidos algunas tiendas departamentales están cerrando y más de un retailer se ha declarado en quiebra en los últimos doce meses. Estos cambios están trayendo nuevas oportunidades para que los desarrolladores evalúen el modelo de centro comercial del Siglo xx. Y aunque en Latinoamérica el modelo de negocios de los centros comerciales no está tan amenazado como en Estados Unidos, los desarrolladores de nuestra región preocupados por las tendencias internacionales están llevando a cabo una estrategia proactiva para mejorar el tenant mix de sus centros comerciales y como resultado están logrando incrementar el valor de los activos en sus portafolios.

Los centros comerciales de 2019 no son iguales a los del 2009. Hace diez años el mundo estaba en medio de una severa crisis financiera global, la cual muchos retailers no pudieron resistir. Al mismo tiempo, la sociedad estaba cambiando, así como los gustos y necesidades de las nuevas generaciones, en especial la de los Millennials, lo que trajo nuevas expectativas de los clientes e hizo que los retailers tuvieran que adaptarse a la nueva realidad.

Los desarrolladores por su parte llevan ya varios años desarrollando nuevos modelos de centros comerciales y remodelando los existentes. Los nuevos centros comerciales cada vez son más centros de actividad social e incluyen componentes de restaurantes y entretenimiento, pero además, el resto de la mezcla de tiendas ha evolucionado en los últimos años.

Lejos están los tiempos cuando los dueños de los centros comerciales morían por tener una tienda Zara o GAP. Los centros comerciales de Latinoamérica tienen actualmente uno de los tenant mix más diversos e internacionales del mundo. La época del Fast Fashion como un elemento diferenciador está poco a poco también llegando a su fin en muchos países; tener un H&M puede ser importante en México donde la marca entró en 2012, pero actualmente no es una marca tan codiciada por los desarrolladores.

La cuarta ola de llegada de marcas extranjeras a Latinoamérica incluye retailers asiáticos como Miniso, Daiso, Mumuso, Yoyoso, y un sinfín de marcas similares. Pero, además, hay nuevos retailers de moda provenientes de Europa y de otros países latinoamericanos que están ya sea entrando o se están expandiendo en la región.

Entre estas marcas encontramos a Aguaclara, una marca de trajes de baño del Perú, Tara Jarmon, marca de moda francesa y Vélez, la más exitosa de artículos de piel en Colombia. Para esta edición tuvimos la oportunidad de entrevistar a los directivos de estas empresas, y esto fue lo que nos dijeron:

¿Cómo nace la idea de una empresa dedicada a la moda de baño?

LILIANA VILLALOBOS: “En 1987, mi hermano Jorge y yo iniciamos, con mucho entusiasmo y visión, un pequeño taller de fabricación de trajes de baño hechos a la medida. Ofreciendo un producto con un excelente diseño y un servicio muy personalizado y profesional, en poco tiempo, Aguaclara se vuelve muy popular dentro del mercado local y crece hasta convertirse en la marca líder en el Perú.

Comenzamos este negocio en el sótano de la casa de nuestros padres. En un principio hacíamos de todo, el diseño, el corte, la costura, calibrar las máquinas de coser, atender a las clientas, en fin… todo.

Ahora ya funcionamos como una pequeña corporación, con funciones más definidas: Yo, como Directora Creativa y de Imagen, propongo y diseño el concepto de la marca en todas nuestras colecciones. Jorge, como Director Ejecutivo, se encarga de las áreas de Planificación Administrativa y Estratégica”.

¿Qué distingue a la marca Aguaclara?

LILIANA VILLALOBOS: “Aguaclara es una marca inspirada en la exuberancia Amazónica. Con una clara Identidad Amazónica, interpreta el espíritu de la naturaleza como un estilo para la mujer, donde lo femenino se complementa con la osadía y lo sensual con la elegancia.

Es una propuesta de moda única, exótica y sofisticada, que ofrece colecciones completas para días y noches de verano. Desde trajes de baño, faldas, blusas, kimonos, túnicas, kaftanes, y vestidos que pueden ser usados durante el día, en la playa y resorts, así como al atardecer en terrazas, sunset parties y cócteles en noches de verano. La marca usa materiales de calidad como lino, 100% seda y gasa de origen italiano, que son impresas con dibujos exclusivos diseñados por la marca. También finas aplicaciones y bordados hechos a mano. La calidad y el detalle caracterizan a Aguaclara. Asimismo, ofrece colecciones de complementos como neceseres, bolsos de playa, sombreros, lentes, sandalias, pashminas, brazaletes, aretes, buzos y otros”.

LILIANA VILLALOBOS y JORGE VILLALOBOS

¿Qué me puedes contar de la inspiración de esta colección 2019?

LILIANA VILLALOBOS: “Está inspirada en este paraíso único que se encuentra en el corazón de la Selva Peruana, La Laguna Azul en Tarapoto. La inspiración viene por los colores de perla, cacao, troncos, tonos ocres y verdes de diferentes texturas naturales que existen en este bosque virgen de selva húmeda. Una colección dedicada e inspirada por esta naturaleza virgen. Influyen también diferentes culturas del mundo, que son interpretadas hacia nuestro espíritu de identidad amazónica, con el toque exótico y sofisticado. La madurez del concepto creativo, con siluetas simples, enriquecidas con sensuales redes, aplicaciones de plumaje y finos y ricos bordados en provocativos diseños que atrapan la sensualidad de la mujer y le dan un toque de misterio. En definitiva, una colección que prueba el conocimiento de Aguaclara en el perfecto balance de ecología y moda”.

¿En qué países tienen presencia?

JORGE VILLALOBOS: “En Perú tenemos 6 tiendas, operadas por nosotros. Además, tenemos franquicias en Punta Cana (2 tiendas) y Panamá (1 tienda), y la semana pasada hemos firmado con una inversionista francesa para un local en Trois-Ilets, Martinica, con lo que completaríamos 10 locales antes del final de febrero.

Al por mayor, atendemos a clientes en cerca de 30 países, entre ellos Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Alemania, Grecia, Ucrania, Rusia, México, Jamaica, Costa Rica, Honduras, Bahamas, Islas Vírgenes, Barbados, Curazao, Trinidad y Tobago, Ecuador, Chile, Dubái, Líbano, Egipto, Marruecos, Angola, Sudáfrica, Singapur y Australia.

¿Cuándo empiezan a ver la opción de franquicias como una forma de ampliar sus operaciones? JORGE VILLALOBOS: “La idea nació hace unos 10 años, pero recién la llevamos a la práctica en el 2013, cuando Promperú (oficina de promoción de exportaciones del Perú) nos invita formar parte de un programa para internacionalizar algunas marcas de diseñadores peruanos con potencial para franquiciar sus negocios.

¿Cuándo empiezan a ver la opción de franquicias como una forma de ampliar sus operaciones?

JORGE VILLALOBOS: “La idea nació hace unos 10 años, pero recién la llevamos a la práctica en el 2013, cuando Promperú (oficina de promoción de exportaciones del Perú) nos invita formar parte de un programa para internacionalizar algunas marcas de diseñadores peruanos con potencial para franquiciar sus negocios.

En Septiembre de 2015 tuvimos nuestra primera participación en una feria de franquicias en Panamá y la respuesta fue muy buena: En junio de 2016 estábamos inaugurando nuestra primera franquicia en Panamá y en diciembre del mismo año, la segunda en Punta Cana”.

¿Por qué han elegido México como destino para expandir sus operaciones?

JORGE VILLALOBOS: “Porque México se ha convertido en el destino favorito del turismo de playa, tiene importantes ciudades turísticas en el Pacífico y en el Golfo, y recibe turistas todo el año, ya sea desde el hemisferio norte o del hemisferio sur. Las oportunidades de crecimiento en México son enormes, vemos mucho potencial en este mercado”.

Por Jorge lizán

Este es un fragmento del artículo La cuarta generación de TENANT MIX en los centros comerciales de Latinoamérica de la edición 112 http://inmobiliare.com/inmobiliare-112/