En julio se realizó la primera edición de Greenbuild México, la conferencia de sustentabilidad más importante a nivel internacional.

En entrevista con Inmobiliare Nicolette Mueller líder regional para USGBC y Alejandra Cabrera Directora General de SUMe destacaron que la decisión de traer la conferencia a México se debió a que es un importante bastión en sustentabilidad en la región, de acuerdo con su información después de Brasil, nuestro país es el segundo con más proyectos LEED. Además a nivel latinoamérica es el primero en número de profesionistas certificados.

“México ha sido mi favorito porque ha sido una celebración con toda la comunidad, viene gente no solo de México, de toda la parte de América Latina. Es impresionante la cantidad de personas, de talento, de proyectos de profesionales e historias que tenemos aquí” comentó Nicolette Muller.

La agenda de este año además de incluir temas de innovación y aplicaciones tecnicas incluyó una visión holística de integración e inclusión en el desarrollo hacia diversos grupos como jóvenes, mujeres, población económicamente vulnerable, entre otras. Ante ese cuestionamiento Alejandra Cabrera de SUMe -miembro organizador de Greenbuild– comentó “la sustentabilidad va totalmente de la mano con la parte social y con el desarrollo de la comunidad que le rodea estos edificios, por ejemplo si tienes un edificio que no consume agua toda la comunidad se va a ver beneficiada porque no está quitándole recursos al vecino o llenando la red de drenaje que pasa. Nosotros tenemos un dicho y es que cada construcción es una historia de las personas. La certificación LEED no solo busca hacer eficientes los focos o el consumo de agua, busca que la gente que lo habita se sienta cómoda, no se enferme, que sea más productiva”.

Alejandra Cabrera

Según la directiva de SUMe los proyectos no sustentables impactan de manera negativa en la población económicamente vulnerable, dado que al tener edificaciones precarias necesita disponer de mayor cantidad de recursos -en proporción con sus ingresos- económicos y constructivos para lograr generar espacios cómodos y aptos para sus necesidades o para atender los males que generan esas construcciones. “Si no construimos de manera inteligente y sustentable la gente va a seguir pobre. Si de lo que ganan la mitad lo invierten en eso no tendrán acceso a la educación que necesitan y no salimos del mismo círculo vicioso”.

Mujeres al frente

La participación femenina dentro del sector inmobiliario ha ido incrementado, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, del total de profesionistas inmobiliarios 50% son mujeres, sin embargo se observa desventaja salarial de entre 30 y 35% con respecto de sus pares masculinos.

Al respecto, durante la entrevista Alejandra Cabrera destacó “la participación femenina en el sector de la construcción es muy baja, sin embargo en la construcción sustentable es alta, es alrededor del 50%; de hecho, en todos los consejos de Latinoamérica tenemos casi 70% de mujeres directivas”.

Nicolette Mueller

Nicolette Mueller complementa que a pesar de ello hay trabajo que hacer “sin pensarlo tienes la idea de que las mujeres no son ingenieras, lo normalizamos y la gente aunque no quiere ser machista a veces no tiene esa conciencia. En el equipo promovemos la idea de normalizar el participar con una mujer que es ingeniera, arquitecta; pero también tener espacios en las mesas para hombres, mujeres, personas jóvenes, personas mayores”.

Temas pendientes en México

Las directivas consideran que entre los temas que México debe seguir trabajando se encuentran la resiliencia de las ciudades, no solo desde el punto de vista de las edificaciones “en todos los países que estamos rodeados por agua, que estamos cerca de placas tectónicas, se tienen que ver temas de resiliencia, de prevención de desastres naturales. Para proteger a la gente tenemos que tener un enfoque bastante fuerte” comentó Alejandra Cabrera.

Según la líder regional para USGBC Nicolette otro de los temas pendientes es el desempeño de los edificios “hay edificios existentes que pueden hacer mucho más y tener un impacto mucho menor”, Alejandra Cabrera complementa “tenemos muchos edificios ya construidos, creo que sería importante que volteemos a ver esos para tratar de re-convertirlos aunque no fueran planeados de manera sustentable”.

También observan como reto el trabajar para contrarrestar la desinformación “la gente cree que la sustentabilidad es cara. Si nosotros informamos de todos los beneficios positivos de los
edificios sustentables, la gente ya no lo va a ver como un gasto sino como una inversión” declaró Alejandra Cabrera.

Por Liz Areli Cervantes

Este artículo es parte de la edición 109 http://inmobiliare.com/inmobiliare-109/