Antes del surgimiento de plataformas como Airbnb, escuchar sobre el mercado de rentas vacacionales no era común. Aunque este nicho existía, muy pocas personas aprovechaban las oportunidades que representa arrendar por periodos vacacionales propiedades en destinos turísticos, tanto para propietarios de inmuebles como para inversionistas. 

Ari Restegar, CEO de Restegar Property, escribió para la edición estadounidense de Forbes que el crecimiento anual del sector de rentas vacacionales representa una oportunidad única para inversionistas en tiempos en los que la industria de bienes raíces se transforma, representando nuevos retos.

Foto: Atlantic Realty

“Las inversiones en el mercado de rentas vacacionales son atractivas porque prometen retornos de inversión , evitan problemas ligados a contratos con arrendatarios y simplifica las transacciones; sin embargo, también se enfrenta a riesgos como costos elevados de operación y falta de certeza jurídica ante cualquier tipo de problema”, asegura Restegar. 

Crecimiento de las rentas vacacionales a corto plazo: el debilitamiento del sector hotelero ha venido de la mano con el alza de plataformas como Airbnb, atrae a pequeños inversionistas y propietarios, pero también pone sobre la mesa estrategias del sector hotelero. 

Ejemplo de ello es RLH Properties, que a la par de desarrollar grandes complejos turísticos en zonas estratégicas como Riviera Nayarit y Riviera Maya, también construye inmuebles del segmento residencial enfocadas en el mercado vacacional, que serán operadas por Rosewood. 

Wynwood, en Estados Unidos, también quiere su rebanada de las rentas vacaciones, y trabaja en una estrategia para desarrollar este tipo de propiedades en algunas de las más grandes urbes de la Unión Americana.