El verano se despide de 2019 y con la llegada del otoño, se avecina la mejor semana para comprar vivienda en los Estados Unidos, de acuerdo con un análisis de big data emprendido por Realtor. Del 22 al 28 de septiembre, se estima que las condiciones del mercado inmobiliario residencial en la Unión Americana serán las más favorables para inversionistas y particulares. 

“La semana que inició el 22 de septiembre será la mejor del año para los compradores interesados en el sector vivienda. Se encontrarán con menor competencia, reducción de precios y más inventario. De los 53 estados que conforman el país, 41 serán los que tendrán las ofertas más atractivas”, indica el análisis

El Oeste de Estados Unidos será el que se lleve la corona como la región con mejores condiciones para los compradores. La competencia será 30% menor que en una semana ‘regular’.

Foto: Denver Affordable Housing

“Los niños regresaron a la escuela y muchas familias le pusieron pausa a la búsqueda de vivienda para esperar a una mejor temporada. Los inversionistas persistentes encontrarán menor competencia y precios rebajados. Las tasas hipotecarias también son más bajas en esta semana”, asegura Realtor.

El costo de las propiedades en ciudades clave para el sector también se reduce en ‘la semana de la oportunidad’. En Denver, Colorado, 11% de las residencias en venta bajaron su valor de mercado; mientras que en Seattle, Washington, 10.2% tienen precios menores a días anteriores.

El mercado de vivienda en Estados Unidos

En 2019, la economía de Estados Unidos ha crecido de forma estable. Con la confianza del consumidor cada vez más alta y la tasa de desempleo a la baja, el mercado tiene confianza en el desempeño económico del vecino país. La Fed recortó su tasa de interés de cara al marco de incertidumbre global, lo que significa que por ahora, los créditos hipotecarios son más accesibles para los estadounidenses.

No obstante, el aumento exponencial de precios del sector residencial en ciudades de alta demanda, como Nueva York y San Francisco, ha hecho que la vivienda sea ‘incosteable’ para una gran parte de personas, desacelerando así la compra de vivienda sin que el apetito se haya ido del todo.

De acuerdo con Open Door, el mercado inmobiliario implementa estrategias para ‘convencer’ a los millennials de invertir en el sector vivienda. Cerca del 45% de compradores a nivel nacional se identifican como parte de este grupo generacional y se espera sea superior en 2020. 

Ciudades pequeñas y suburbios siguen aumentando su inventario, de cara a una mayor creación de empleos y menor migración hacia urbes de gran tamaño.