Los centros comerciales han evolucionado. Las anclas ya no necesariamente son un retailer o un establecimiento de entretenimiento como un complejo de cines; ahora, quien visita un centro comercial, busca otras experiencias que le hagan agradable y entretenido su paseo por la plaza.
1Entre el año pasado y el actual se integraron alrededor de ocho nuevos centros comerciales a la Ciudad de México, esto significó, un aproximado de 266 mil metros cuadrados al inventario de 4.5 millones de metros cuadrados con el que la capital contaba. “La superficie de los nuevos centros comerciales equivale a 3.2 veces la que tendría Perisur por ejemplo, o poco más del doble del centro comercial más grande construido en la ciudad en los últimos cinco años, que es Paseo Interlomas y que tiene un área de 120 mil metros”, comenta Luis Llaca, Vicepresidente de Retail de CBRE y moderador de este panel de discusión.
Así las cosas, la dimensión de esta industria de centros comerciales ha tenido una recuperación importante después de la crisis de 2008, en donde se dio un alto al desarrollo y construcción de nuevas plazas comerciales.
“De 2012 a la fecha, el sector de desarrollo de centros comerciales en México no ha parado. Registramos un crecimiento sin precedente. Mes con mes, se suman más y más metros cuadrados, y por fortuna hemos visto llegar varias marcas; no obstante, el centro comercial como tal, se ha venido transformando, pues hoy, el visitante busca nuevas experiencias”, añade Luis Llaca.

Gonzalo Montaño, Director General de MAC Arquitectos habla de
imageque la industria del diseño y desarrollo de centros comerciales se encuentra en una etapa de innovación. “El concepto de ancla ha cambiado, no tiene que ser un retailer mediano o grande como pasaba hace algunos años; hoy, un establecimiento ancla podría ser un concepto que genere al visitante de la plaza una experiencia novedosa, que atraiga al posible comprador y que por supuesto le ayude a la compra. La gente necesita disfrutar del lugar y las nuevas anclas son importantes”.

De igual forma, añade el ejecutivo de MAC Arquitectos, es importante considerar De 2012 a la fecha, el desarrollo de centros comerciales en México no ha parado. En los últimos dos años se integraron alrededor de ocho nuevos centros comerciales a la Cd. de México, un aproximado de 266 mil metros cuadrados al inventario de 4.5 millones. el poder adquisitivo de la población, eso es lo que realmente incentiva la compra. Señaló el caso Colombia, donde en los últimos 25 años se redujo la pobreza extrema de un 48 a 35%. “Éste es un salto muy importante para el mercado de los centros comerciales en el país suramericano”.
MEZCLA ADECUADA DE GIROS
2Si bien el cambio de la concepción de los establecimientos ancla es preponderante y es un tema que interesa a la industria, para José Luis Quiroz, Director General de IQ Real Estate, lo más importante es la mezcla de giros, marcas y el uso de suelo. “Los usos mixtos siguen siendo la tendencia y seguirán siéndolo, pero más que desarrollar un centro comercial, hay que pensar en un complejo, algo mucho más sofisticado. Si bien la idea es ir de compras, también es estar en un lugar y pasarla bien”, dice Quiroz.
Por otra parte, comenta José Luis Quiroz que hay la tendencia de crear un nuevo urbanismo, donde se vea a los centros comerciales como un todo, ubicados y conectados con vías y con el sistema de transporte de la ciudad.
Finalmente, para el Director de IQ Real Estate, un centro comercial debe de tener: ubicación, diseño, tamaño, excelente operación, mezcla, ser sustentable y pensar en espacios lúdicos para el entretenimiento.
ANCLAS QUE EVOLUCIONAN
Las anclas han ido expandiendo su negocio, evolucionando a tener nuevos formatos que cautiven a diferentes sectores y clases sociales de la población.
6En ese sentido, Enrique Ibarrola Director de Desarrollo Inmobiliario y Expansión del complejo de cines Cinépolis, dijo que las anclas deben de evolucionar, pues contribuyen a generarle tráfico a la plaza. “Es importante que la gente se sienta cómoda y que el diseño del centro comercial sea fácil de caminarlo. Un centro comercial tiene que traerle beneficios al visitante, y que la gente lo vea como su segunda casa”.
Afirma el ejecutivo de Cinépolis que sus planes de expansión apuntan a economías sudamericanas como lo están haciendo en Colombia, siendo ancla de varios centros comerciales construidos en Cali, Medellín y Bogotá, por ejemplo. “En Colombia estamos teniendo una muy buena acogida, le estamos compitiendo a un jugador muy fuerte como es Cine Colombia que estuvo sólo en el mercado por varios años”.
Sin duda, comenta Ibarrola, los cines son un buen complemento de los centros comerciales pero hay que concebirlos como una inversión a largo plazo.
CRECIMIENTO DE LOS CENTROS COMERCIALES EN COLOMBIA. SIN PRECEDENTES

Carlos Betancourt, Director General de la Asociación de Centros 5Comerciales en Colombia, habla particularmente sobre el marketing que Colombia ha tenido para atraer inversión. Sin embargo, no es un marketing sin fundamento, comenta. “Realmente están pasando sucesos importantes en Colombia que ayudan mucho. Hay mayor seguridad, ingreso de inversión, un crecimiento del poder adquisitivo del ciudadano y una clase media en ascenso que tiene poder de compra”.
Betancourt señala que el crecimiento de esta industria en Colombia se ha triplicado en los últimos 10 años. Hay un verdadero interés en desarrollar centros comerciales. El inventario consta de 130 nuevos proyectos, lo cual es una cifra alta teniendo en cuenta que la industria en Colombia cuenta con alrededor de 215 centros comerciales. “Estamos hablando de un crecimiento inusitado de casi un 65%; no obstante, de esos 130 nuevos centros comerciales, 65 ya se están construyendo”, aclara Carlos Betancourt.
En Colombia, los centros comerciales existentes han entrado en una etapa de remodelación, “en este momento hay 50 centros comerciales en proceso de cambios, ampliaciones y remodelaciones”.
Finalmente, Carlos Betancourt comenta que la mayoría de nuevos proyectos se están desarrollando en ciudades intermedias, unas 41 poblaciones son menores de los 300 mil habitantes, y lo interesante es el crecimiento de marcas locales, dice el ejecutivo.7