Conecta con nosotros

Sustentabilidad

LEED v4 & Arc en México: desempeño es el futuro de la construcción verde

Publicado

el

Hoy en día, México cuenta con más de 17.68 millones de metros cuadrados de espacio certificado LEED, y ahora lidera la región con las dos más recientes herramientas de mercado: LEED v4 y Arc.

Años hace ya que México y Brasil se han enfrascado en una carrera por la mayor cantidad de edificios sustentables, y los resultados han sido realmente impresionantes. México no tiene temor por un poco de sana competencia: México obtuvo el primer proyecto certificado LEED (Liderazgo en Energía y Diseño Ambiental, por sus siglas en inglés) en América Latina, y posteriormente, el primer proyecto LEED nivel Oro de esta región. Por su parte, Brasil avanzó superando a México en el año 2012, gracias al boom inmobiliario olímpico.
Empero, los protagonistas en la industria están llevando la competencia al siguiente nivel, asegurando un gran futuro para el movimiento de construcción sustentable en México y América Latina. Hoy en día, México cuenta con más de 17.68 millones de metros cuadrados de espacio certificado LEED, y ahora lidera la región con las dos más recientes herramientas de mercado: LEED v4 y Arc.
LEED v4 es la última versión del sistema de calificación LEED, que eleva significativamente la barra de exigencia para el rendimiento de los edificios y establece un nuevo punto de referencia para la sostenibilidad. LEED conserva sus fundamentos en las mejores prácticas de diseño, construcción y operación de edificios, mientras que LEED v4 exige un desempeño energético más robusto, mejores materiales, mayor eficiencia en el uso del agua, e integra el factor de la experiencia humana. La versión 4 de LEED está hecha para ser un sistema de evaluación global más fuerte, incorporando el aprendizaje acumulado durante años de experiencia de miles de voluntarios expertos en el tema y de nuestro personal, haciendo de LEED v4 la mejor herramienta de calificación y verificación disponible a la fecha.
México es el único país de Latinoamérica que cuenta con tres proyectos certificados en esta nueva versión. Pero digno de observación es la proyección de sus próximos proyectos LEED v4, que posicionan a México como líder global en sostenibilidad. Ahora mismo, existen 42 proyectos registrados en LEED v4, incluyendo proyectos bandera como la Terminal del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México. Este país tiene cinco veces más proyectos LEED v4 registrados que Brasil, y dos veces más proyectos que Brasil, Colombia y Chile en conjunto (siendo éstos los otros mercados principales para LEED en América Latina).
Otra primicia para México es el uso de la plataforma ‘Arc’ que facilita la certificación LEED, midiendo el desempeño del inmueble y comparándolo con otros proyectos de construcción sustentable en Latinoamérica y en todo el mundo. Arc es una plataforma digital que permite a cualquier proyecto – ya sea un edificio singular, una comunidad o una ciudad entera – medir su desempeño, hacer mejoras y compararse contra sí mismo y contra otros proyectos a su alrededor. Recordemos: lo que no se puede medir, no puede gestionarse.
En México, los edificios certificados LEED pueden utilizar Arc para mejorar y compararse con otros edificios certificados ubicados en cercanías. Los edificios existentes que aún no se han certificado pueden también usar Arc para lograr mejoras sostenibles incrementales, y eventualmente, obtener la certificación LEED. Los bienes raíces y la industria de la construcción evolucionan por el espíritu de comparación y competencia.
Hoy, los edificios emblemáticos en México que no estén certificados LEED pueden perseguir esta certificación de clase mundial a través de la plataforma Arc. Esto mediante el monitoreo de su rendimiento y sus mejoras incrementales, aumentando significativamente el potencial de proyectos ‘verdes’ en México. Los proyectos icónicos LEED pueden competir entre sí para ostentarse como el proyecto ‘más verde’ del país. Arc representa una nueva era para la construcción sostenible en México; esta plataforma lleva a LEED en México al siguiente nivel, a través del uso compartido de tecnología, retroalimentación y reconocimiento de excelencia.
México ha tomado la delantera en América Latina y comenzó este 2017 de manera promisoria. La industria debe tomar nota de dónde y cómo estos líderes están invirtiendo su tiempo y recursos. LEED v4 & Arc son el futuro de la construcción sostenible. No tengo duda que México competirá feroz y alegremente para continuar su liderazgo global en América Latina, pero sé que Brasil observa de cerca. La competencia es ahora más recia.
Por Mahesh Ramunujam
President & CEO, U.S. Green Building Council and President & CEO, Green Business Certification Inc. U.S. Green Building Council

Publicidad

Sustentabilidad

V2G, la tecnología de movilidad que ahorra energía y dinero

Publicado

el

Al hablar de sustentabilidad en las ciudades la movilidad es un aspecto esencial pues, de acuerdo con ONU Hábitat, las grandes zonas urbanas son responsables de entre el 71 y 76% de las emisiones de dióxido de carbono (CO2). De esa cifra, cerca del 20% es ocasionada por los automóviles.

En este sentido, resulta fundamental pensar en alternativas que hagan de la movilidad una acción humana sostenible. Una de las alternativas cada vez más adoptadas son los automóviles eléctricos, sin embargo, estos también funcionan con energía eléctrica que emite emisiones de Gases de Efecto Invernadero. 

Por esa razón, Nissan, E.ON Drive y el Imperial College de Londres se encuentran estudiando cómo la capacidad de carga bidireccional de los vehículos eléctricos (EVs) podría contribuir a reducir las emisiones y a alcanzar objetivos a largo plazo en relación con el cambio climático.

Publicidad

Pese a que año con año aumenta la demanda de vehículos que no funcionan a base de combustibles fósiles, aún son necesarios incentivos para acelerar su adopción y para que los sistemas de carga Vehicle-to-Grid (V2G), puedan explotar sus beneficios potenciales.

La tecnología Vehicle-to-Grid permite que la electricidad fluya en ambas direcciones entre las baterías de los vehículos eléctricos y la red eléctrica, facilitando que la energía almacenada en la batería se vuelva a vender a la red cuando la demanda de energía es elevada.

Los vehículos pueden recargarse cuando la demanda es menor o cuando la generación de energía renovable es elevada, reduciendo así la dependencia de la generación con combustibles fósiles. De este modo, la tecnología V2G juega un papel importante en la reducción de las emisiones de carbono. También puede ayudar a liberar la capacidad de las redes eléctricas que distribuyen energía a todo el país.

Así lo explicaron a través de un white paper las tres organizaciones mencionadas, quienes trabajan conjuantemente en un proyecto V2G de flotas comerciales, conocido como e4Future, cuyo objetivo es demostrar cómo las camionetas y los vehículos eléctricos pueden ofrecer apoyo a la red eléctrica del Reino Unido y proporcionar una solución rentable y sostenible para las flotas comerciales.

El proyecto e4Future forma parte del concurso V2G, financiado por el Departamento de Empresa, Energía y Estrategia Industrial (BEIS) y la Oficina de Vehículos de Cero Emisiones (OZEV), en colaboración con Innovate UK, que forma parte de Investigación e Innovación del Reino Unido.

“La tecnología Vehicle-to-Grid tiene un enorme potencial para conseguir grandes ahorros, tanto en términos financieros para los operadores del sistema eléctrico y las flotas de vehículos, como en términos medioambientales, al reducir significativamente las emisiones de CO2 en toda la red eléctrica del Reino Unido. Nissan está a la vanguardia de los proyectos para aprovechar este potencial”, comentó Andrew Humberstone, director general de Nissan Reino Unido.

Cargadores E.ON Drive’s Vehicle to Grid en el Sitio Nissan UK Research and Innovation en Cranfield.

Entre los principales beneficios de esta tecnología, destacan:

  • El potencial de reducción de las emisiones de carbono del sistema energético a tan solo -243 g de CO2/km.
  • Un ahorro en los costos de operación del sistema energético de hasta 16 mil USD anuales por vehículo eléctrico y reducción de CO2 de aproximadamente 60 toneladas anuales por vehículo eléctrico.
  • Los beneficios anuales de la carga V2G de la flota podrían oscilar entre 900 y 1,600 USD por vehículo.

“Nuestra investigación ha demostrado que la tecnología V2G puede ofrecer beneficios económicos sustanciales para el sistema energético, además de reducir las emisiones de carbono. Este hallazgo reveló que la flexibilidad adicional que proporcionan las flotas V2G puede mejorar considerablemente la eficiencia del sistema y reducir la inversión en una nueva generación baja en carbono, al tiempo que se cumplen los objetivos nacionales de descarbonización”, concluyó Goran Strbac, presidente de Sistemas de Energía Eléctrica del Imperial College de Londres.

Publicidad
Sigue leyendo
Publicidad

Lo más leído