Los consumidores que ahora se sienten seguros y cómodos en el comercio en línea, siguen respondiendo a las experiencias de compra que perciben como especiales. Son relevantes ahora el comercio local, artesanal o hecho a mano porque se perciben como valores del comercio sustentable y socialmente responsable.

Las tiendas de abarrotes, ultramarinos y en general, las que tienen que ver con los alimentos son las más proclives a este tipo de valores porque combaten a las grandes cadenas comerciales tan impersonales como Walmart, Target, etc., a quienes los compradores perciben como frías e impersonales, carentes de significado.

El diseño sustentable ahorra dinero e intriga a los consumidores. LEED continuará siendo el estándar, pero veremos cada vez más, un creciente número de comerciantes con emisión cero, Khol’s, en los Estados Unidos, anunció en 2011 que había conseguido la emisión cero de gases de efecto invernadero y Walgreen’s recientemente abrió una tienda cero emisiones en Chicago.

Imagen tomada de social impact consulting

En la próxima década, las mujeres constituirán dos terceras partes de los consumidores. Actualmente el 37% de las mujeres son más propensas a prestar mayor atención a las marcas que están comprometidas con el medio ambiente, esta es una estadística importante, ya que de las compras determinadas por la marca, 85% son hechas en por las mujeres.

Actualmente Destiny USA, un centro comercial y de entretenimiento en Syracuse, en los Estados Unidos está requiriendo que sus inquilinos obtengan la Certificación LEED como parte de su estrategia de comercialización de espacios en renta. Para 2013 más de sesenta centros comerciales de gran calado estaban en la búsqueda de dicha certificación, algunos de ellos cuentan ahora con certificación LEED oro. Señal que los beneficios son tangibles.

El valor de la reputación amigable con el medio ambiente de un edificio.

Imagen toma de Proenergy

Cuando los consumidores conscientes del medio ambiente reconozcan el desarrollo inmobiliario comercial como uno que posee valores y prioridades ambientales, entonces se habrá encontrado el cimiento para establecer relaciones sólidas con el público, así como con las autoridades quienes pueden, más adelante, idenficar al conjunto comercial como un lugar de confianza donde el valor de marca tiene gran aprecio.

El desarrollo inmobiliario sustentable es, sin duda, el camino a seguir, hemos visto como el camino que se ha seguido hasta ahora ha llevado a poner en riesgo el clima del planeta; así que, el diseño y construcción ambientalmente responsables han dejado de ser una opción para convertirse en una obligación; solamente hay que mirar los costos de la energía y las alternativas del futuro para darnos cuenta que estamos a punto de llegar una revolución energética.

Por Luis Fernández de Ortega

Este es un fragmente del artículo Desarrollo Comercial Sustentable de Luis Fernández de Ortega, VFO Arquitectos, en la edición 108 http://inmobiliare.com/inmobiliare-108/