Este miércoles en marco del Congreso de la Expo Negocios Inmobiliarios, EXNI,  organizado por Inmobiliare, se dieron cita actores del sector de real estate en su nivel regional y global para discutir los temas que preocupan a quienes están involucrados en este motor de la economía. 

La industria de vivienda, uno de los tópicos medulares ante los cambios sustanciales en la política propuestos por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, se convirtió en centro de un panel de discusión en el que se abordaron los retos, dificultades y oportunidades para los desarrolladores de este tipo de inmuebles. 

Presidido por Eugene Towle, Socio Director de Softec, Víctor Manuel Requejo, Presidente del Consejo de Administración del Banco Inmobiliario Mexicano; Federico Cerdas, Fundador Global de Business Inc; Andreu Cors, CEO de GAVA Capital; José Larroque, Socio de Baker & McKenzie México y Juan Manuel González, Managing Director de 7 Bridges Latin América centraron la discusión en las políticas de la nueva administración y las tendencias en este mercado. 

Mientras que, del lado empresarial, se habló del desarrollo exponencial de viviendas multifamiliares, que es una tendencia a la alza en el país, Víctor Manuel Requejo explicó su punto de vista sobre el concepto de ‘incertidumbre económica’, un término recurrente ante el contexto macroeconómico global y regional que incide en el desempeño de la industria. 

“Hay que ver las cosas con optimismo, la incertidumbre es algo personal y la realidad es que tenemos que trabajar para sacar los proyectos adelante”, dijo Requejo durante una de sus participaciones en este panel.

Foto: Inmobiliare

El Banco Inmobiliario Mexicano hacia el futuro 

En entrevista con Inmobiliare, Víctor Manuel Requejo, Presidente del Consejo de Administración de esta entidad financiera, explicó que el Banco Inmobiliario Mexicano continúa con el objetivo de consolidarse como una institución que brinda apoyo, no únicamente, a los desarrolladores del sector sino también a hipotecarios y otras compañías. 

A futuro, Requejo quiere que el Banco Inmobiliario Mexicano deje de ser una institución que solo esté focalizada en el otorgamiento de crédito hipotecario y para construcción y que se consolide como un banco que también apoye con créditos personales y otro tipo de productos. “No podemos poner los huevos en una sola canasta”, concluyó.