Según la  investigación “Materiales de construcción sustentable en México”   del Departamento de Arquitectura de la Universidad Iberoamericana, la industria de la construcción genera cerca del 60% del total de las emisiones de CO2, por lo cual es cada vez más importante reducir los materiales contaminantes de las construcciones  y reemplazarlos por otros  más suaves con el ambiente .
Según la misma investigación un materialnama-vivienda sustentable es aquel  cuya, manufactura, extracción  operación y disposición final tenga un impacto ambiental bajo o prácticamente inexistente; su  elaboración y  su distribución debe ser también  económicamente viable.
Mario Frey, ingeniero especialista de Onyx Solar, empresa enfocada en materiales fotovoltaicos de construcción y soluciones arquitectónicas   explica que actualmente la integración de estos  productos dentro de la construcción además de ser benéfica para el ambiente es sumamente rentable debido a la reducción de gastos que  genera, la cual   según sus cifras, es de  53%.
Las razones según Frey, son que al  integrar el material convencional con material fotovoltaico, dentro de la estructura del edificio y no solo en techos o azoteas,  la generación de electricidad puede aumentar de forma considerable y reducir el gasto de otros servicios, por ejemplo, comenta “estos   vidrios son además de seguridad, tienen control térmico, control acústico y si tu vas a colocar el vidrio en una fachada que está orientada hacia el sur disminuirá el uso del aire acondicionado, porque tú estás limitando la radiación solar que entra y el calor dentro del edificio es mucho menor”.
Es sin embargo un mercado aún en crecimiento ya que se estima que existen en México  alrededor de 186 empresas dedicadas a la producción e instalación de materiales “verdes” de los diferentes rubros que son: acabados, exteriores, puertas y ventanas, instalaciones y compuestos químicos.