De acuerdo con el reporte de Outlook 2019 de CBRE, el sector industrial y logístico será uno de los beneficiados en este año. La expansión del consumo interno y externo se convertirá en motor de la economía y de la industria inmobiliaria.

En el Valle de México el inventario de naves clase A creció un 5.4 por ciento a lo largo del año y se estima que durante el 2019 supere lo 11 millones de metros cuadrados (m2) existentes, así lo mencionan Coldwell Banker Commercial, de la división de Industrial, en su reporte.

Hoy en día se encuentra en proceso de construcción 673 mil metros cuadrados, siendo el corredor Cuautitlán – Tultitlán – Tepotzotlán (CTT) el que representa mayor actividad con 60 por ciento.

Estos resultados se reflejan por el incremento de CDMX durante los últimos años en vivienda, oficinas y centros comerciales se refiere; esto ha generado una necesidad importante de centros de distribución para cadenas de autoservicios, paquetería, artículos perecederos y tiendas departamentales.   

Uno de los segmentos que ha tenido una fuerte demanda del sector industrial es el de e-commerce en la Zona Metropolitana de la CDMX, pero esto sólo marca el inicio de nuevos mercados logísticos urbanos como en: Monterrey, Guadalajara y Querétaro en los siguientes tres años; Veracruz, Tijuana y Villahermosa en la siguiente fase, según el informe de CBRE.

Mercado industrial de clase A

Tlanepantla se ha convertido en una zona estratégica debido a su conectividad con otras ciudades, cuenta con muchos factores y características que lo hacen rentable una de ellas es que en los últimos dos años se han demandado más de 200 mil metros cuadrados.    

Coldwell Banker Commercial, prevé que este dinamismo se mantenga a lo largo de 2019, al contar con una oferta flexible, en cuanto al tamaño de naves industriales de clase A “podemos encontrar espacios desde 900 hasta 31 mil metros cuadrados. Por otro lado, Tlalnepantla es un corredor donde hay escasez de terreno para desarrollar nuevos proyectos industriales: actualmente se están construyendo 26 mil metros cuadrados que se integrarán al inventario durante 2019 y 41 mil metros cuadrados en proyecto que, si llegaran a detonar su construcción, Tlalnepantla superaría los 900 mil metros cuadrados de inventario existente”.  

Por su parte la conectividad de Naucalpan, ha sido durante los últimos dos años mínima, debido al tamaño de su inventario, el cual no se ha incrementado desde 2017, manteniéndose en los 56 mil metros cuadrados. “ Al ser un corredor pequeño y colinda con Ciudad de México, la oferta es prácticamente nula: las empresas establecidas en esta zona difícilmente moverán sus operaciones a otro submercado, a menos que tengan una necesidad de crecimiento; incluso, aunque pudieran contar con una nave industrial de mejor calidad y menor costo, prefieren mantener la gran conectividad que les brinda estar ubicados en Naucalpan”.

El corredor de Vallejo ha demandado 11 mil metros cuadrados por año, Coldwell Banker Commercial estima que en 2019 esta cantidad sea superada por la integración de un nuevo parque industrial, el cual sumará 21 metros cuadrados a los 30 mil que actualmente se encuentran disponibles. Lo que da como resultado que este submercado supere los 400 mil m2 de inventarios en naves clase A, lo que representa que en promedio se han agregado 25 mil metros cuadrados a año en esta zona desde 2014.