No solamente está arrancando un nuevo año, el 2019 trae consigo el cambio de gobierno para México y esto puede modificar las expectativas en el sector inmobiliario o generar cierta incertidumbre respecto a lo que se vislumbra para el mercado del Real Estate.

La demanda de vivienda en renta ha ido aumentando en los últimos años, principalmente por el cambio en los hábitos de consumo y estilo de vida de las nuevas generaciones; también factores como el alza de precio en la compra de casas o departamentos ha influido en esta preferencia; a la vez una posible inestabilidad del mercado financiero para adquirir una hipoteca o simplemente la necesidad de movilidad laboral y evitar el tránsito en una ciudad tan caótica como lo es la capital del país.

A mediados del 2018 existía la incertidumbre si invertir en el sector sería redituable o no, ya que se esperaba una caída en la industria, por el tipo de cambio y nuevo Gobierno, etc.; sin embargo, todo quedó en el escenario de la especulación, con el pasar de los años o en este caso las transiciones de gobierno, observamos que cualquier momento es adecuado para realizar una inversión en la industria inmobiliaria. La demanda de vivienda siempre estará latente en la sociedad, es una necesidad básica.

Se ha observado un incremento considerable en la inversión inmobiliaria y no sólo en la CDMX, entidades como Puebla, Querétaro, Jalisco, Monterrey y Baja California muestran un aumento de capital inversor para subsanar la demanda de vivienda que tenemos actualmente. Se espera que la iniciativa privada siga en sintonía y apueste por la vivienda en vertical invirtiendo nuevamente sus activos.

Invertir representa en la mayoría de los casos un riesgo, en mayor o menor medida dependiendo del sector, y los bienes raíces son uno de los más seguros, además siempre aumenta su valor con el paso del tiempo. Es importante anticiparse y apostar por ciudades que están tomando fuerza y creciendo considerablemente.

Adquirir casas o departamentos hoy en día es visto como un negocio, la retribución mensual que se obtiene ayuda a los inversionistas a retribuir el capital inicial, el resto son ganancias. Aquí es donde surge el término yield inmobiliario. El yield define el retorno anual de una inversión en porcentaje. No tiene nada que ver con la apreciación o devaluación del inmueble sino con el ingreso anual que te aporta una inversión determinada, en este caso precio de compra de una propiedad con el monto anual en porcentaje de la renta del mismo.

Para poder valorar la rentabilidad que tiene un inmueble se debe revisar que el yield neto, que es la renta neta del inmueble dividida entre el valor que tiene en el mercado, de esta forma puede considerarse atractivo para la inversión; mientras que el valor del inmueble en el mercado puede ser más alto dependiendo la ubicación, dimensión y amenidades con las que cuenta.

Así que hay que elegir sabia y numéricamente en dónde invertir, no solamente la Ciudad de México, es cierto que aquí es donde se concentra la mayor parte de vivienda en renta disponible, pero otras ciudades como Monterrey, Guadalajara, en los estados de Puebla, Querétaro o Baja California son opciones que se deben tener en el radar por el crecimiento que van mostrando en los últimos años.

La industria se ha ido adaptando a los cambios generacionales, los grandes desarrolladores están apostando por cubrir las necesidades de vivienda de la sociedad. Actualmente los inmuebles más asediados son los que incluyen distintas amenidades como gimnasios, roof garden, salón de usos múltiples, etc.; o bien existe la posibilidad de un desarrollo de uso mixto donde incluya centros comerciales o supermercados en el mismo lugar. La apuesta sigue en pie y continuará evolucionando, la vivienda en vertical seguirá tomando fuerza y con ello mitigar el déficit que actualmente tenemos en el sector.

Por Jordi Greenham CEO & CoFounder Homie.mx

Este es un fragmento del artículo Mercado inmobiliario 2019: Perspectivas de la edición 112
http://inmobiliare.com/inmobiliare-112/

*Nota del editor: Las opiniones aquí expresadas son responsabilidad del autor y no necesariamente reflejan la posición de Inmobiliare.