México: al frente de la evolución inmobiliaria sustentable

24/05/2017
79 Compartido 567 Visto

Ante la retadora meta de reducir la emisión de gases de efecto invernadero y evitar el aumento de CO2 en la temperatura global referida en el Acuerdo de París (COP21), las naciones han externado su preocupación por las posibles consecuencias de este escenario, expresando también su disposición de cooperar en la inmediata ejecución de planes de acción. Si bien las tareas a realizar para mitigar el cambio climático son responsabilidad de todos los sectores, tanto a nivel nacional, empresarial e individual, es notorio cómo el rubro de la construcción y la energía consumida por los edificios impacta notoriamente en este reto social, económico y ambiental.

Desde una perspectiva integrada, el consumo total de energía en el entero ciclo de vida de los edificios, representa más de un tercio del consumo global de la energía primaria y contribuye con casi una cuarta parte de las emisiones de gases de efecto invernadero en el planeta. Asimismo, el aumento poblacional y el acelerado crecimiento de los países en desarrollo significan una demanda adicional de energía en las edificaciones, pudiendo incrementar en un 50% para 2050, al tiempo que la mancha urbana a nivel mundial se duplicaría para esa misma fecha.

La constante innovación de asequibles tecnologías enfocadas a la eficiencia energética, conlleva múltiples beneficios tangibles, directos e indirectos, tales como el ahorro de la energía en la operación y un cambio equilibrado en la balanza oferta-demanda de precios de energía, favoreciendo una transición hacia las energías libres de carbono. Adicionalmente, puede sumarse a esta lista de beneficios el impacto positivo macroeconómico, la productividad industrial, nuevas fuentes de empleo, una más efectiva gestión de recursos y un alza en el valor de los activos.

Vanguardia en edificios de alto desempeño

El desarrollo de infraestructura y edificios de alto rendimiento energético-ambiental es una línea de acción prioritaria para los sectores público y privado, como objeto representativo de su unión y compromiso contra el cambio climático. El sector inmobiliario puede reducir, al menos, el 50% del crecimiento previsto del consumo de energía (vs BAU) mediante la creación de edificios con alto desempeño energético y una renovación del inventario existente para el año 2030. Una de las herramientas técnicas más atractivas para diseñar, construir y operar edificios de alto rendimiento es mediante la obtención de una certificación energética y/o medioambiental.

Las certificaciones energéticas y medioambientales para el mercado inmobiliario han experimentado un notorio auge, acompañando la implementación de innovadoras estrategias que brindan resultados positivos. Lo anterior, refiriendo a las mejores prácticas y políticas que perfeccionan la planificación urbana, proponen una construcción nueva con enfoque de diseño integrado y/o mejora el rendimiento de las construcciones existentes, fomentando también la utilización de energías alternativas como pieza clave de inversión/operación. Además, estos programas de edificación sustentable actualizan continuamente sus metodologías, adaptándose a las realidades y exigencias del mercado.

A diferencia de las normas y códigos energéticos, que estipulan lineamientos mínimos de cumplimiento, una certificación de clase mundial exige un rendimiento superior sobre el estándar. Estas certificaciones informan a los propietarios y usuarios de los edificios sobre el consumo de energía de los edificios, apoyando las decisiones de adquisición y/o renovación en el inmueble. Las políticas de certificación energética varían de un país a otro. Dependiendo de su contexto, pueden incluir una certificación singular, la combinación de algunas o presentarse de manera obligatoria.

México como referente en Latinoamérica

Nuestro país ha sido un ejemplo en el mercado de certificaciones inmobiliarias en la región de habla hispana gracias a su alta versatilidad y buen acogimiento de estándares internacionales. Dentro del mercado mexicano, destaca la Certificación LEED (Liderazgo en Energía y Diseño Ambiental, por sus siglas en inglés), que ostenta también la mayor penetración a nivel mundial. El valor añadido que la Certificación LEED ostenta en su metodología y beneficios derivados, ha permitido que más de 900 proyectos inmobiliarios mexicanos integren un portafolio de 17 millones de metros cuadrados de espacio sustentable. Esta certificación contempla estrategias para el diseño de sitios sustentables, ubicación y transporte, eficiencia en agua y energía, y calidad del ambiente en interiores, entre otros aspectos. Un reto realista de mil millones de metros cuadrados de espacio LEED en México, fue expuesto recientemente por Mahesh Ramanujam, CEO del U.S. Green Building Council, organismo sin fines de lucro, creador de la Certificación LEED.

Por otro lado, la Corporación Financiera Internacional (IFC), del Grupo Banco Mundial, desarrolló el sistema de Certificación EDGE (Excelencia en Diseño para Mayores Eficiencias, por sus siglas en inglés) para proporcionar a las desarrolladoras y propietarios de construcciones en los países emergentes un mecanismo simple y accesible para cuantificar la eficiencia energética, de agua y materiales de un edificio. Para obtener la Certificación EDGE se necesita cumplir con un ahorro mínimo del 20% en energía, agua y energía incorporada en los materiales en el edificio, desde su fase de diseño. IFC ha visto una fuerte absorción del mercado, con casi un millón de metros cuadrados certificados y la adopción de EDGE como apoyo a la emisión de bonos verdes e intermediarios financieros en India, Sudáfrica, Turquía y Costa Rica. EDGE llegó a México en 2016, tras el análisis y desarrollo de pruebas piloto en inmuebles que implementaron estrategias sustentables, otorgando resultados favorables y replicables.

De igual manera, el International Living Future Institute ha desarrollado una acreditación más retadora: la Certificación Net Zero Energy Building (NZEB, o Edificio de Energía Neta Cero, en español). Por definición misma, un edificio certificado NZEB es una construcción que logra un consumo neto de cero energía, mediante un diseño arquitectónico de máxima eficiencia energética, equipamiento y sistemas energéticos de alto desempeño y generación de energía renovable in situ. Esta certificación representa una nueva cota de desafío tecnológico identificando como una de las claves para el éxito del mismo, el compromiso y formación del usuario sobre hábitos y patrones de consumo energético. En la Ciudad de Monterrey, un consorcio de empresas realizó el registro del primer proyecto en búsqueda de la certificación Net Zero Energy, marcando un referente para América Latina.

El sector privado, las autoridades públicas y los ciudadanos en general, han mostrado un alto sentido de cooperación para lograr que las metas fijadas en el Acuerdo de París y los Objetivos del Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas se cumplan. La aplicación de más estrictas legislaciones por parte de los gobiernos locales, el desarrollo y adaptación de nuevas tecnologías, aunado con metodologías de gestión aplicadas a proyectos inmobiliarios tales como la Certificación LEED, EDGE o NZEB darán como resultado diversos beneficios económicos, sociales y ambientales. La urgencia de resultados tangibles es una premisa que acelera los esfuerzos de los actores involucrados, confirmando como tarea común de hoy el aplicar y promover las políticas energéticas, las tecnologías y los diseños para una edificación más sustentable.

En Bioconstrucción y Energía Alternativa, empresa consultora especializada pionera y líder con más de 15 años de experiencia en México y el extranjero, trabajamos con esmero para promover y demostrar el caso de negocio de la edificación sustentable, guiando exitosamente múltiples proyectos inmobiliarios de alto desempeño energético y bajo impacto ambiental bajo las Certificaciones de clase mundial, LEED, EDGE y Net Zero Energy Building.

Por Bioconstrucción y Energía Alternativa, S.A. de C.V.

César Ulises  Treviño Treviño,

MSc LEED Fellow  Director General utrevino@bioconstruccion.com.mx

ENRIQUE BETANCOURT Publicidad y Marketing

ebetancourt@bioconstruccion.com.mx

Artículos que talvez te resulten interesantes

Guadalajara presenta aumento en proyectos inmobiliarios verticales
30 compartido572 visto
30 compartido572 visto

Guadalajara presenta aumento en proyectos inmobiliarios verticales

Monica Herrera - 08/12/2017

El crecimiento inmobiliario de la Zona Metropolitana de Guadalajara sigue en aumento a pesar de la incertidumbre vivida a inicios…

Andrés Basurto
302 visto
302 visto

Andrés Basurto

Liz Areli Cervantes López - 08/12/2017

Las transformaciones a las que se ha enfrentado el arte contemporáneo de las últimas décadas, han sido de tal manera…

Metropica será uno de los proyectos de usos mixtos más grande en Estados Unidos
37 compartido651 visto
37 compartido651 visto

Metropica será uno de los proyectos de usos mixtos más grande en Estados Unidos

Monica Herrera - 07/12/2017

“Viva la vida a un alto nivel” es lo que ofrece y promete Metropica, un desarrollo de lujo planificado en…