Después de 40 años, México volverá albergar una copa del mundo en conjunto con Estados Unidos y Canadá. De acuerdo a un estudio realizado por la FIFA, los países anfitriones pueden anticipar ganancias de 14.3 billones de dólares.

Durante el 68° Congreso de la FIFA, el organismo rector del fútbol decidió otorgarle la sede mundialista del 2026 a México, Estados Unidos y Canadá con 134 votos a favor; es la primera vez que se otorga la sede a tres países. Otro de los países que estaba en la contienda por el mundial, era Marruecos, quien sólo obtuvo 65 votos.

Imagen de archivo

México se convertirá en el primer país en ser tres veces sede de un Mundial de Fútbol – 1970,1986,2026- , aun cuando en 2026 solo recibirá 10 de los 80 partidos de esa Copa del Mundo. La Ciudad de México, Guadalajara y Monterrey serán las sedes con la participación  del Estadio Azteca, Estadio Akron de Guadalajara y el Estadio BBVA Bancomer de Monterrey.

Además de la pasión que provoca la máxima fiesta mundialista, los aficionados internacionales y locales tendrán la oportunidad de conocer los atractivos turísticos que las sedes mexicanas ofrecen. Elegida en 2015 por el New York Times como la mejor ciudad para visitar, la Ciudad de México es uno de los destinos más apasionantes del mundo con un total de 170 museos -es la segunda ciudad con más museos en el mundo, solo por debajo de Londres– y 43 galerías.

Por su parte, la ciudad de Guadalajara es la segunda ciudad más grande del país, conocida como la tierra del tequila y el mariachi, es rica en historia y tradiciones. En Monterrey destacan sus paisajes montañosos como El Cerro de la Silla, El Cerro de las Mitras y La Sierra Madre, además de sus aguas termales, numerosos museos y monumentos históricos.

Por Alan M. Munguia y Mónica Herrera