Las ciudades inteligentes en México son cada vez más una realidad por los beneficios que otorga a largo plazo a la comunidad, ya que generan energía de manera sustentable y acortan la comunicación entre el gobierno y la sociedad a través de internet.
Ciudades como Maderas en Querétaro; Ciudad Creativa y Tequila en Jalisco, y Smart Puebla cuentan con insumos de energía sustentable, transporte, señalización inteligente, big data e internet de las cosas y están clasificadas dentro de este sector, según información del Consejo Nacional de Clústeres de Softwares y Tecnología.

Imagen de archivo

De acuerdo con el portal inmobiliario Propiedades.com una ciudad inteligente debe priorizar los problemas a resolver con el uso intensivo de tecnología, y contar con un enfoque adaptativo de largo plazo, para garantizar la sustentabilidad de estas urbes.
El estado de Jalisco cuenta con dos ciudades de este tipo: Ciudad Creativa Digital en Guadalajara, la cual es desarrollada desde 2014, como una apuesta para favorecer a la industria digital y creativa, en un espacio de 380 hectáreas que albergará a 50 mil personas.

Imagen de archivo

Tequila, Jalisco no sólo es un pueblo mágico, también se encuentra en la categoría de ciudad inteligente desde 2014, y se espera que el proceso concluya en 2040. Las autoridades locales buscan impulsar la movilidad, conectividad y los datos abiertos, y así poder replicar este modelo en otros pueblos mágicos del país.
Ubicada en el municipio de Santiago, Querétaro está Maderas, la primera ciudad inteligente cuya construcción inició en 2013 y se planea termine en 2020. En ella se desarrollan 100 mil viviendas en aproximadamente 400 hectáreas, además de 20 mil propiedades en la periferia.
Smart es una ciudad localizada en la capital de Puebla, que busca centrar el desarrollo económico en la innovación tecnológica. Por eso, universidades y organizaciones de la sociedad civil trabajan aquí con el fin de mejorar la sustentabilidad en la misma.

Por: Mónica Herrera