El Museo de Arte Moderno de Nueva York  anunció su cierre de puertas del 16 de junio al 20 de octubre de este año, con el objetivo de concluir los trabajos de expansión que incluyen más de 3 mil metros cuadrados, los cuales estarán a cargo de los arquitectos Diller Scofidio + Renfro en colaboración con Gensler.

A través de un comunicado, el MoMA dio a conocer que dicha ampliación constará de varias galerías e incluye la instalación de una sala para actuaciones y programaciones en directo, además de una plataforma con fin de ofrecer  una experiencia de arte más profunda a través de artistas de diversas geografías y bagajes.

Las nuevas galerías incluirán danza, música, artes escénicas y piezas de imagen y sonido; la cuales albergarán trabajos de artistas emergentes como la coreógrafa nigeriana-estadounidense Okwui Okpokwasili, el también coreógrafo y bailarín Adam Linder y el artista polifacético suizo Shahryar Nashat.

Asimismo, se informó que que la exposición de estas galerías rotarán cada seis o nueve meses con el afán de mostrar distintos aspectos de la historia del arte moderno y contemporáneo, su renovación irá acompañada con un nuevo horario ampliado de las diez de la mañana hasta las nueve de la noche.

Entre las obras que se exhibirán estará “Sur moderno: Jornadas de Abstracción – El regalo de Patricia Phelps de Cisneros”; una exposición con obras de la colección que incluye trabajos de artistas de Brasil, Venezuela, Argentina y Uruguay.

Además ofrecerá una muestra del artista visual estadounidense William Pope.L, y otra de la artista Betye Irene Saar. La expansión de la planta baja acogerá en su primera muestra trabajos del artista keniano Michael Armitage en el marco de un acuerdo alcanzado entre el MoMA y el Studio Museum in Harlem.

Por Danae Herrera