La Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) redujo su pronóstico de crecimiento para México en 0.5 punto porcentual para 2019-2020, dejando dicha estimación en 2% y 2.3% respectivamente.

Previsión que se suma a las reducciones en las proyecciones del Producto Interno Bruto del país, realizadas por el Banco de México y el Fondo Monetario Internacional.

En su informe publicado este miércoles, el organismo consideró que el aumento al salario mínimo y los planes del Gobierno de México para reforzar la inversión en infraestructuras y aumentar la producción petrolera podría contribuir a elevar la demanda  y el consumo interno.

Por otro lado, la OCDE  proyectó un crecimiento de la economía mundial de 3.3% en 2019 y 3.4% en 2020. Indicó que las vulnerabilidades derivadas de China y el debilitamiento de la economía europea, en conjunto con la desaceleración del comercio y manufactura global, así como los riesgos en los mercados financieros y  la incertidumbre política, podrían debilitar un crecimiento sólido y sostenible en todo el mundo.

Con información de El Economista