El edificio que alberga las oficinas Monterrey de la empresa consultora líder en edificación sostenible “Bioconstrucción y Energía Alternativa, S.A. de C.V.” -BEA347-, se ha convertido en caso de estudio para Latinoamérica al ser reconocido en diversas ocasiones por sus innovaciones en materia de sostenibilidad: en el 2011 este recinto recibió la primera Certificación LEED Platino -la más alta de la escala- para construcciones nuevas. Posteriormente, en el 2015, mereció nuevamente este reconocimiento bajo la modalidad de edificio existente. Un año después, este espacio integró la primera ‘Plataforma Arc’ de la región, que permite monitorear el rendimiento de aspectos sostenibles del inmueble en tiempo real.

Ulises Treviño

Siguiendo con esta línea de grandes logros, BEA347 se convirtió en septiembre del 2017 en el primer edificio en México en obtener la exigente Certificación WELL. Las adecuaciones para la obtención de este reconocimiento se realizó con un equipo in-house de colaboradores expertos. Si bien, el edificio ya contaba con dos acreditaciones LEED Platino y realizaba constantes mediciones con la Plataforma Arc, la obtención de la Certificación WELL sugirió importantes retos, debido a la priorización de la salud y bienestar del ocupante, ahora en adición a los objetivos de alta eficiencia energética y cuidado de recursos enunciados por las previas certificaciones.
Bioconstrucción y Energía Alternativa www.bioconstruccion.com.mx

Las adecuaciones y mejoras necesarias para la obtención de este reconocimiento fueron tanto de carácter técnico como de organización cultural. El equipo de Bioconstrucción trabajó arduamente en cumplir las denominadas precondiciones que esta acreditación contempla, destacando:
Aire
Con la finalidad de proveer una alta calidad de aire al interior del edificio, se logró minimizar la entrada de agentes contaminantes mediante el refuerzo -con filtros de alto desempeño– a los sistemas de ventilación y climatización, en adición a un puntual control de mantenimiento y balanceo de estos sistemas. Lo anterior, permitió reducir el nivel de elementos nocivos presentes en el aire exterior hasta en 90%, tales como monóxido de carbono y partículas suspendidas.
Asimismo, las nuevas compras e insumos observan los límites máximos permisibles de elementos tales como compuestos orgánicos volátiles, formaldehídos, plomo o mercurio. Por último, se actualizó la política de control de humo de tabaco, prohibiendo por completo la utilización de cualquier producto que emita este contaminante, tanto en áreas interiores como en exteriores del predio.
Imagen de Bioconstrucción y Energía Alternativa www.bioconstruccion.com.mx

Agua
Procurando la salud de los ocupantes, la instalación de filtros especiales en las tomas de agua, aunado al tratamiento de potabilización municipal, asegura la obtención de agua para uso cotidiano y limpieza con un bajo grado de turbidez y libre de posibles agentes patógenos. De igual manera, la oficina BEA347 proporciona agua potable purificada para consumo humano, la cual fue probada en laboratorio para asegurar su cumplimiento con límites máximos de elementos nocivos a la salud, agrupados en: elementos orgánicos, inorgánicos, residuos agrícolas o residuos por tratamiento químico.
Nutrición
El cumplimiento del concepto de ‘nutrición’ en la Certificación WELL exigió un conjunto de acciones relacionadas entre los departamentos técnicos y de capital humano para construir sinergias e influir de manera positiva al ocupante en la formación de hábitos conscientes para mejorar sus elecciones de alimentación. Para lograr este objetivo, la organización lanzó una campaña cultural continua de promoción para la buena alimentación. Como buena práctica complementaria, la empresa proporciona alimentos que se alinean a las especificaciones del WELL Building Standard.
Iluminación
Las implementaciones respecto al concepto de iluminación natural/artificial en las Oficinas Bioconstrucción procuraron su alineamiento con los ciclos biológicos naturales -ciclo circadiano-, a fin de incrementar la productividad, mejorar la calidad del sueño y
proveer herramientas para facilitar la agudeza visual de los ocupantes. Para ello, se garantiza que las luminarias generales cumplen con el nivel y la calidad lumínica óptima para efectuar actividades de oficina. De igual manera, como medida para minimizar el deslumbramiento de los ocupantes, el recinto cuenta con puertas semi traslúcidas, ventanales, tragaluces y muros de cristal que evitan fuertes contrastes lumínicos a los ocupantes que se desplazan entre diferentes áreas interiores.
Bienestar físico
El despliegue de actividades físicas organizadas promueve un estilo de vida activo y evita el sedentarismo. El equipo de Bioconstrucción creó dos fondos especiales: el primero como subsidio para la asistencia individual a gimnasios o centros de actividad física y el segundo, como un “fondo especial de bienestar” para la realización de actividades deportivas en colectivo, como carreras, actividades grupales de bienestar y equipos de fútbol.
Confort
Imagen de Bioconstrucción y Energía Alternativa www.bioconstruccion.com.mx

La productividad de los ocupantes del edificio está íntimamente vinculada a un entorno propicio para ejecutar sus funciones. Para cumplir con este concepto, se renovó la fachada principal de BEA347 y se reorganizó el mobiliario para cumplir los requerimientos de accesibilidad universal establecidos por la organización ADAAmericans with Disabilities Act-. Además, los ocupantes cuentan con estaciones de trabajo de altura regulable que permiten realizar sus funciones de pie o sentado, de acuerdo a su preferencia. Para mantener un ambiente que evite la distracción a causa del ruido, el edificio cuenta con un sistema de aire acondicionado silencioso, una envolvente robusta que aísla la posible contaminación acústica externa, y elementos de diseño interior que absorben y minimizan la contaminación por ruido generada en el interior del edificio.
Mente
Este último concepto del WELL building se orienta a optimizar la salud cognitiva y emocional mediante el diseño y la tecnología. El usuario del recinto BEA347 logra una conexión con el ambiente exterior y un acercamiento a la cultura, a través de elementos como una azotea naturada, muros verdes, vegetación al interior, el uso de luz natural, promoción de la historia local y espacios de libre expresión. Como medida de mejora continua, se levantan encuestas a los usuarios donde expresan su opinión en torno al confort y bienestar que perciben del edificio.
Por  Msc André Bernath/ WELL AP, LEED AP O+M, LEED AP BD+C
Coordinador Técnico
Msc César Ulises Treviño / LEED Fellow; Director General y Fundador
También lee 
Experiencia Bioconstrucción 347: primer proyecto con certificación WELL en México

8 formas de incorporar la tendencia verde en tu oficina