El concepto arquitectónico de este departamento tuvo por objetivo crear un lugar enigmático, impecable, moderno y original. El proceso de diseño pasó por varios filtros de expertos, como estructuristas, ingenieros, arquitectos y diseñadores que en conjunto crearon una atmósfera que invita a pasar tiempo en este proyecto de interiores de Olga Hanono.

Este trabajo puso a prueba la creatividad de los implicados, ya que, su composición interior no contempla la existencia de muros divisorios y el ambiente de cada habitación, si bien se percibe diferenciado gracias a los materiales, texturas y colores, la armonía logra que todos los espacios convivan para dar confort.

Imagen proporcionada por Olga Hanono

Las piezas de concreto que forran las superficies fueron hechas a la medida, conforme al patrón modelado por Olga Hanono. La cocina es el punto focal, ya que, se conecta con todos los espacios del proyecto, además de ser espectacular, cada uno de sus elementos fueron creados a la medida y sobre diseño, por ejemplo la barra y alacena.

Al recorrer el departamento se encuentran una serie de detalles que transmiten el lujo del diseño. La biblioteca hecha con gabinetes de roble entintado y con iluminación indirecta es un remate visual único.
Los louvers que dividen la sala del comedor son unos paneles de piedra semipreciosa con carátula de latón perforado que giran en las dos estancias.

Imagen proporcionada por Olga Hanono

Olga Honono llevó a cabo una curaduría especial para el tema de Arte y objetos. Se  importaron varias piezas de todos los continentes desde una puerta antigua de la India, piezas modernas de fotografía, esculturas de maestros mexicanos, libros de Arte, tapetes originales de Marruecos e inclusive el papel tapiz fue un diseño especial de Olga Honono y se imprimió en México para este espacio.

El piso de nogal está colocado artesanalmente y los muebles con un toque de modernidad brindan el equilibrio en el diseño. Uno de los grandes retos fue tener cinco recámaras en áreas privadas y un family room que comunica la recámara master con las demás a través de una cortina de cobre colocada de manera fija desde la losa hasta el piso.

Imagen proporcionada por Olga Hanono

En cuanto a la recámara master, tiene un baño principal con cancel de nogal y cristal en una sola pieza para evitar la obstrucción visual. Todos los accesorios de baño, lavabos,
manerales y arbotantes fueron seleccionados en metales inusuales como el latón, bronce y aluminio negro.
En el espacio de la terraza, Olga Honono, diseñó un sello particular en cada metro cuadrado creando una atmósfera de relajación y bienestar en cada rincón del proyecto.