Por Iván Cruz
Con el objetivo de recuperar los espacios públicos de la Ciudad de México y generar nuevos la Coordinadora Nacional del Programa ONU-Habitát en México, María Dolores Franco y la diputada Dunia Ludlow presentaron ante la Asamblea Legislativa del Distrito Federal –ALDF- un punto de acuerdo para implementar la “Guía de Diseño para el Espacio Público Seguro e Incluyente” publicada en 2011 por la Secretaría de Desarrollo Social y la Organización de las Naciones Unidas.
espacio publicoEsta guía refiere que la calidad de vida de los habitantes de una ciudad aumentaría de manera ampliamente notable al recuperar los espacios urbanos tales como calles, parques, plazas públicas, centros de reunión, mercados, entre otros.
Para lograrlo se plantean distintas estrategias que van desde la modernización del inmobiliario urbano, rehabilitación de áreas verdes, mejoras en la seguridad pública y fortalecer la participación ciudadana.
María Dolores Franco informó que el abandono de estas zonas se debe a que la mayoría de los ciudadanos no se sienten seguros en las calles, “Los individuos inhiben su comportamiento natural, prefieren quedarse en sus hogares, dejan de realizar actividades cotidianas, ajustan sus horarios, evitan pasar por ciertas zonas o dejan de utilizar los espacios públicos por completo; y por el contrario, los delincuentes capitalizan el temor ciudadano e incluso se apropian de esas áreas que en un principio estaban destinadas para la convivencia ciudadana”.
A su vez la diputada Ludlow añadió que, en 2015, el 39% de los delitos ocurridos en la Ciudad de México se dieron en espacios públicos. Además el 73% de la población no deja salir a la calle a sus hijos menores  por miedo a que sean víctimas de un delito,  mientras que de esa misma población el 51% evita divertirse y salir de noche.
Estas recomendaciones fueron aprobadas unánimemente por la ALDF en un punto de acuerdo, que a su vez se dividió en dos resolutivas; el primero exhorta a la Autoridad del Espacio Público de la CDMX a generar un sistema de información que permita conocer cuántos espacios públicos hay, la categoría y situación en la que se encuentran.
El segundo es una solicitud a la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda de la Ciudad de México, a que en conjunto con el Dr. Manuel Granados Covarrubias, Consejero Jurídico y de Servicios Legales, de la CDMX,  analicen la incorporación de las consideraciones de la guía de ONU-Habitát en el Reglamento de Construcciones del Distrito Federal.