“Afortunadamente, el pánico nunca ha sido una tendencia inmobiliaria en México”, dijo Eugene Towle, Socio director de Softec, la principal consultora de proyectos inmobiliarios en el país. Especialistas en análisis del mercado inmobiliario descartaron caída de precios real en diversas zonas de la Ciudad de México por el efecto de los sismos.
El especialista explicó que hay quienes se dejan llevar por el miedo -“que no es buen consejero”- y malbaratan sus propiedades, lo cual también será aprovechado por otros que van a estar lejos de revender a bajo precio.

tomada de Plataforma Urbana
Reconstrucción. Imagen de archivo

“El patrimonio pocas veces se decide a la ligera”, subrayó Eugene Towle, “es crucial esperar los dictámenes y hacer una revisión profunda de las tendencias detrás de ellos, a fin de diseñar una reconstrucción estratégica. La información que tenemos hasta el momento indica que resistieron la mayoría de las construcciones erigidas bajo normas dictadas después del terremoto de 1985. Si no hubo apego a dichas normas, será responsabilidad individual del constructor. Si aún siguiéndolas hubo derrumbe, se tendrán que revisar las normas. El resultado de los dictámenes nos dará información sumamente valiosa. Hay que seguirlos muy de cerca para diseñar ciudades más resistentes. Entonces sí veremos tendencias de precios y de mercado”, dijo.
Después del análisis la reconstrucción
Softec lanzó un programa de ayuda a la reconstrucción, recopilará información estadística de utilidad para alimentar a políticas públicas, así como normas de evaluación y reconstrucción de las ciudades afectadas, con la participación de diversos grupos prestigiados de peritaje, centros de estudios y universidades con especialidad en planeación de ciudades, desarrollo social, urbano, ingeniería, arquitectura, finanzas, equipamiento urbano e infraestructura.
La iniciativa surgió tras sostener varias reuniones con brigadistas, peritos, constructores, desarrolladores y líderes empresariales. El proyecto consistirá en canalizar los recursos materiales y humanos que la industria aporte voluntaria y desinteresadamente hacia aquellos lugares donde mejor se necesite y recopilar información útil para diseñar ciudades mejor preparadas ante sismos de gran magnitud.

Con información de Softec
 
También lee 
Millennials podrán construir el país: Eugene Towle